Los fondos que invierten en compañías de gran capitalización en Estados Unidos ya no confían (tanto) en el sector tecnológico.  De acuerdo con BofA Merrill Lynch, en el último mes se ha observado una clara rotación que apunta a un mayor apetito por las compañías de la industria de consumo discrecional.

Los grandes valores tecnológicos se han convertido en auténticos directores de la bolsa estadounidense. Bajo el acrónimo FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google), el mercado ha identificado a un estilo de empresa que durante mucho tiempo ha generado prácticamente la mayor rentabilidad para los inversores.

El cambio en el ánimo de los mercados en las últimas semanas ha provocado un cambio en la composición de las carteras de los fondos que invierten en grandes compañías de Estados Unidos. Eso, al menos, es lo que apunta un reciente informe de Bank of America Merrill Lynch.

Señalan estos expertos que en los últimos cuatro meses estos fondos habían sobreponderado la tecnología con respecto a su peso en el S&P 500. Ahora el sector más sobreponderado es el de consumo discrecional. Explica el equipo de estrategas del banco de inversión estadounidense que “los gestores de fondos han vendido más tecnología que cualquier otro sector del S&P 500 desde el 31 de enero de este año, comparado con los tres meses anteriores”.

Tanto es así, que el posicionamiento en tecnología de estos fondos está en mínimos de 15 meses. Las compañías que más están vendiendo en este tiempo son los fabricantes de semiconductores. Una tendencia que, además, se acentúa porque las ventas se han producido en los últimos seis meses de forma consecutiva. Para los analistas de Bank of America Merrill Lynch, los inversores de estos grandes fondos están mostrando el menor nivel de convicción de los 18 meses en esta industria. Quizá eso explique que, salvo Amazon y Netflix, que mantienen subidas muy superiores al mercado, las otras grandes FAANG apenas acumulen suidas de poco más del 2%, la mitad que el Nasdaq.

Explican los expertos de la firma que las compañías tecnológicas estadounidenses aumentaron su capitalización en el último año en 1 billón de dólares gracias, sobre todo, a las subidas de Apple, Microsoft, Amazon, Facebook y Alphabet. Solo estas cuatro compañías generaron un  25 de todo el avance del S&P 500.

 

Faangs & S&P 500

 

En los dos últimos años, por ejemplo, Amazon sube más de un 70%, Netflix se revaloriza alrededor de un 230%, FAceboo y Apple suben más de un 70% y la antigua Google, eso sí, apenas se revaloriza un 60% en este tiempo.

Para los expertos de la firma, los inversores han decidido hacer beneficios sobre unos valores para los que no esperan subidas como las que experimentaron el año pasado.  De hecho, estas compañías avanzaron mucho más en bolsa que estas que están atrayendo la atención de los fondos en las últimas semanas. Se trata de empresas como Macy’s, Under Armour o Viacom.

En opinión de algunos analistas, además de las valoraciones que han alcanzado estas empresas en los últimos años, a los inversores les preocupa que la guerra comercial que acaba de iniciar el presidente del país, Donald Trump, pueda convertir a estas grandes multinacionales en víctimas colaterales.

Esty Dwek, especialista de inversión de Natixis, explicaba recientemente en una entrevista con Estrategias de Inversión que “desde una perspectiva de más largo plazo, si se piensa en los cambios que algunas de estas compañías están generando: ser más móviles, publicidad online…. Todos ellos son catalizadores que no se van a acabar en el largo plazo y por eso creo que todavía hay un gran potencial”.

A la experta no le preocupa la valoración “algunas métricas tradicionales como el PER hacen que tanto el mercado americano como la tecnología parezcan caros. En Natixis somos gestores activos y nuestros gestores son capaces de encontrar oportunidades incluso en un mercado que parece caro y algunas de ellas están en el terreno de la tecnología ya que nuestros expertos creen que tienen potencial alcista”.

Cuando se le pregunta por las FAANG, la experta apunta que “no es un término en el que yo me pararía o que haya que usar para generalizar. Consideramos que hay que mirar compañía a compañía en cada escenario. Pero lo diría de esta manera: no estoy preocupada por el sector tecnológico por ahora”.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión son claros, Apple, Amazon y Netflix mantienen un aspecto inmaculado, sobresaliente, con los todos y cada uno de los diez puntos que ofrece este conjunto de filtros. El resto, Alphabet y Facebook, aún así, continúan en una fase bursátil alcista.