El sector tecnológico se ha convertido en uno de los favoritos para los inversores en el último año. Sólo en lo que va de año, el Nasdaq 100 se aprecia más de un 22% gracias a que ha conseguido cerrar agosto con alzas de casi un 1,5%. Eso sí, las fuertes revalorizaciones han provocado que su valoración se estreche casi semana a semana. Sin embargo, para los analistas de UBS sigue habiendo oportunidades en el mercado para los inversores que quieran seguir invirtiendo en el sector.

Comienza septiembre y los mercados  se colocan a un paso del último trimestre, un periodo que se prevé complicado porque los inversores están a las puertas de varios acontecimientos que pueden provocar movimientos en las bolsas. Los bancos centrales de Europa y Estados Unidos se preparan para hacer anuncios de calado. La FED prevé iniciar la reducción de su balance, lo que implica aumentar el drenaje de la liquidez de los mercados.

En Europa, el presidente del BCE, Mario Draghi, podría anunciar muy pronto su plan para comenzar la retirada de estímulos, el llamado tapering.

La geopolítica tampoco parece que vaya a dar tregua, sobre todo porque continúa la tensión entre Corea y Estados Unidos, tenemos las elecciones alemanas a la vuelta de la esquina, Italia probablemente pueda anunciar las suyas… y mientras tanto, en un planeta llamado Casa Blanca, el presidente Donald Trump no ha sido capaz todavía de sacar adelante las medidas fiscalmente expansivas que se suponían que iban a reimpulsar el crecimiento económico.

Es decir, que parece que con alzas de más del 10% de muchos índices bursátiles del mundo, y con acontecimientos potencialmente conflictivos, los mercados podrían volver a vivir episodios de aumento de la volatilidad.

¿Sigue siendo interesante?

Beatriz Catalán, gestora de Ibercaja, apuntaba recientemente que “existen muchas razones para seguir siendo positivos a medio y largo plazo. En primer lugar, en cuenta valoración, sí que es cierto que algunas de ellas se encuentra a niveles más estresados, no obstante, con los altos crecimientos que están experimentado, estas valoraciones nos parecen muy lógicas, con unos márgenes muy interesantes, altos niveles de ROE y unos niveles de caja muy elevados”, explican-.

Precisamente, los expertos de UBS acaban de publicar un informe en el que destacan cuáles son sus compañías favoritas dentro del subsector de Tecnología de la Información que es, precisamente, el que más sube en el último año

Apuntan que muchas de estas cotizadas presentan ventajas como una fuerte presencia en el sector de la nube y previsiones de crecimiento en los próximos años elevadas. En su opinión, los inversores que buscan compañías de crecimiento podrían encontrar interesantes estas cuatro sociedades para elevar posición o entrar de nuevas en ellas.

Cisco: Se trata –explican estos expertos- de una buena idea para los inversores que buscan exposición al sector tecnológico.

En la firma le dan un precio objetivo de 37 dólares por acción, lo que implicaría un potencial del 15% desde los niveles actuales de cotización.

Intel: el fabricante de semiconductores es otra de las apuestas de los expertos de UBS. La compañía, además, acaba de entrar de lleno en el negocio de los chips para coches sin conductor tras la compra este año de la empresa israelí Mobileye por 15.300 millones de dólares.

En UBS le dan un precio objetivo de 40 dólares por acción, en línea con el consenso, lo que implica un recorrido potencial de más de un 15%.

Micron Technology: Explican estos analistas que “tras un prolongado proceso de caída de los precios, creemos que en el mercado de las memorias se ha estabilizado gracias, entre otras  cosas, al proceso de concentración del sector, la saludable demanda y una oferta más saludable.

En la firma le dan un precio objetivo de 36 dólares por acción, inferior al del consenso.  Este precio también le da un recorrido del 15% desde los niveles actuales de cotización.

Splunk: A los analistas de UBS les gusta especialmente suposicionamiento en el negocio de la nube que solo el pasado trimestre ha experimentado crecimientos trimestrales del 20%.

En la entidad le dan un precio objetivo de 74 dólares por acción, que implica un potencial del 15%.

Empresas tecnológicas