La plata ha tenido un comportamiento desastroso durante el trimestre, al caer un 9%. Una penalización que se ha debido a varias razones como  mantener una correlación del 80% con el precio del oro y que el posicionamiento especulativo del mercado de futuros sobre la plata es el más  bajo desde 1995. 

Desde WisdomTree, sin embargo, creen que el pesimismo hacia los metales es excesivo y, el fuerte descuento con el que cotiza la plata frente al oro, podría darle a la primera un impulso adicional en caso de que los precios de los metales se reviertan. Además, es probable que la utilización de la plata en los vehículos eléctricos y aplicaciones fotovoltaicas proporcione un respaldo a la demanda estructural. Es por ello que la casa de análisis fija un objetivo de 16,3 dólares en el precio de la plata hasta 2019, un 14% por encima de los precios a los que cotiza actualmente.

WisdomTree analiza cada uno de los factores que tiene incidencia en el precio de la plata. A nivel bursátil lo cierto es que la plata se está negociando con mayor descuento en relación al oro desde 1993. Y “aunque la plata mantiene una fuerte correlación con el oro (alrededor de un 80% durante los últimos 20 años), tiende a ser más volátil haciendo más pronunciadas tanto las subidas como las caídas del mercado”. Si el oro atraviesa una recuperación, creen que la plata se apreciará algo más pero “con cierto rezago”.

 

Relación oro vs plata

 

Sin embargo, dado que la plata es un metal híbrido, con características tanto cíclicas como defensivas, se suele olvidar como activo. El hecho de que los índices americanos, como el Dow Jones o el S&P 500 hicieran nuevos máximos en septiembre, hizo que muchos inversores se olvidaran de la plata como alternativa de inversión. De hecho, el sector de metales con aplicaciones industriales “ha quedado bajo la lupa tras la venta que padecieron. Sin embargo, creemos que los metales industriales están sobrevendidos”.  Los expertos de Wisdom Tree aunque creen que el interés por la plata ha sido escaso, al igual que en el oro, y ha sido más extremo. Sin embargo, “con el posicionamiento especulativo  cayendo a niveles record desde comienzos de los registros, creemos que el posicionamiento en corto necesitaría ser liquidado en algún punto”.  Un cierre de cortos suele exacerbar la subida de precios, “lo que sería la base para la apreciación del metal”.

 

 

Otro punto adicional tiene que ver con la oferta. De hecho, el mercado de plata ha estado en déficit de oferta en los últimos cinco años. “Creemos que este año no será la excepción debido a que la operativa del sector minero continúa sintiendo la  falta de inversión constatada desde 2013 y 2016”, A pesar de que el gasto en capital ha aumentado desde el año pasado, el hecho de que haya un rezago entre el incremento de lo invertido y los mayores volúmenes del metal a producirse, hace que no esperen ningún incremento significativo de la oferta en los próximos meses.

Con respecto a la relación oro/plata y considerándose algunas limitaciones que habrá, “no esperamos que este cociente retorne a su nivel medio histórico en el próximo año. Si bien, los índices de gestores de compra están por encima de los 50 puntos que muestran expansión, y es posible que así continúen,  actualmente se contraen, lo que sugiere que la expansión del sector se está moderando.

Además, los inventarios de bolsa de la plata se siguen incrementando. Esto, unido a que el mercado se encuentra en déficit de oferta, sugiere que los inventarios fuera de las bolsas no están creciendo y, por tanto, dudan de que la oferta global esté creciendo. 

 

Inventarios de la plata

 

Por último, a pesar de que para el horizonte del tiempo que proponen esperan que la plata se recupere de las pérdidas de comienzos de año,  esperan más de ella a medio plazo. De hecho, a modo de conclusión, creen que la plata se beneficiará de la subida de los precios del oro cuando comience la recuperación de los metales preciosos.