En este sentido, Adrián Consentino, secretario de finanzas del país latinoamericano, aseguró que Argentina seguirá los pasos adecuados en el procedimiento. "Argentina continuará haciendo uso de todas las instancias que el procedimiento judicial otorga y que hoy supone completar los recursos a nivel de la Cámara de Apelaciones y el proceso respectivo ante la Corte Suprema de los Estados Unidos”, aseguró.

Por tanto, el país que preside Cristina Fernández tiene intención de recurrir a todas las instancias judiciales, en lo que respecta a la causa abierta de los fondos buitre. En este caso, apelará ante los tribunales de Nueva York, después de que un juez del mismo distrito fallase que el país sudamericano no modificase los términos de pago de los poseedores de bonos.

Consentino afirmó también que la determinación del magistrado de bloquear a Argentia a hacer modificación alguna en los contratos de los bonos sin el respaldo de los tribunales neoyorkinos "no añade ningún elemento nuevo a la causa ni al proceso judicial en Estados Unidos”. Griesa desetimó la petición al considerarla como un método de poder realizar una evasión fiscal.

La decisión que tomó el juez estadounidense fue después de que el parlamento argentino aprobase la reapertura del canje de la deuda para que un 7% de los fondos privados puedan acogerse en estos momentos a esa medida, dado que antes no lo pudieron hacer.