Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran ganancias en la apertura de la segunda sesión del año, con la atención puesta en la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal y de varios datos macroeconómicos. Así, el S&P 500 y el Nasdaq se apuntan nuevos máximos.

Apertura con ganancias en Wall Street que llevan al S&P 500 y al Nasdaq a registrar nuevos records, tras los máximos históricos marcados en la sesión de ayer, gracias al impulso provocado por las expectativas de que la tendencia alcista continuará en el mercado norteamericano en el año que acaba de comenzar.

Hoy en Estados Unidos se conocerán los datos de diciembre del ISM manufacturero, con una previsión de 58,2 puntos (misma cifra que en el mes anterior)  y de precios pagados, cuya estimación es de 64,5 puntos, un punto menos que en noviembre, así como y los datos mensuales de gasto en construcción de noviembre.

Los analistas de Bankinter esperan que el ISM manufacturero de EEUU “proporcione algo de apoyo al dólar porque las bolsas europeas continuarán débiles mientras el euro no deje de apreciarse”. En la apertura de la sesión en Wall Street el euro se cambia a 1,202 dólares.

Además, la Reserva Federal publicará las actas de su última reunión, del 13 de diciembre, cuando volvió a subir tipos e insinuó otras tres subidas en 2018. “Dicho esto, conviene tener en cuenta que la composición del Consejo de Gobierno de la Fed (FOMC) será muy diferente en 2018 tras las salidas de Yellen y Fischer, por lo que la relevancia de estas Actas es baja. El profundo cambio en el FOMC puede reducir el sesgo dovish de años anteriores, pero Powell ha mostrado su intención de mantener una política monetaria continuista, por lo que las bolsas no deberían modificar su actual tendencia alcista”, explican desde Bankinter.

Así, los inversores analizarán dichas actas, que se conocerán con los mercados europeos ya cerrados, en busca de alguna de las próximas subidas de interés, así como el impacto de la reforma fiscal sobre la economía y la inflación estadounidense.

Según los datos de Fedwatch recogidos por Reuters, las probabilidades de una subida de tipos en marzo alcanzan el 56,3%.

Así las cosas, en la apertura de la sesión, el Dow Jones sube un 0,13%; el S&P 500, un 0,10% y el Nasdaq, un 0,15%.

Con el índice industrial en los 24.850,45 puntos, las ganancias las lidera IBM que sube un 1,69%, después de que RBC haya mejorado su recomendación hasta sobreponderar desde igual que el mercado.

A continuación se sitúan United Technologies y General Electric, que suben un 1,32% y un 1,0%, respectivamente.

En el lado de las pérdidas destaca Intel, que retrocede un 3,05%, muy por delante de Nike, que cede un 0,98% y de Verizon, que se deja un 0,80%.

La caída de Intel se produce después de conocerse un fallo en los ordenadores con procesadores fabricados por la compañía. En concreto, todos los chips producidos por Intel en la última década presentan un agujero de seguridad. Para solucionarlo, Intel lanzará una actualización a través de firmware que hará que los chips pierdan hasta un 30% de su capacidad.

En la apertura de la sesión en Wall Street los precios del petróleo avanzan. El Brent sube un 0,87%, hasta los 67,06 dólares, al tiempo que el West Texas se revaloriza un 0,68%, hasta los 60,78 dólares por barril.