Los principales índices de la bolsa de Nueva York suben en la apertura de la sesión, con la atención puesta en el discurso del presidente Trump sobre la esperada reforma fiscal, mientras que destacan las pérdidas de Nike tras presentar resultados.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dará este miércoles un discurso en Indianápolis en el que aportará más detalles sobre su plan de reforma fiscal, una de sus grandes apuestas de Gobierno, en el que se espera que incluya un notable recorte de impuestos a las corporaciones estadounidenses.

Trump dará un discurso "sobre los históricos recortes de impuestos y reformas de los que ha estado hablando con miembros del Congreso", a las 21.00 horas española.

La reforma fiscal podría incluir una rebaja del impuesto de sociedades desde 35% hasta 20% (no hasta el 15% que planeaba Trump), mientras que el tipo máximo del IRPF podría reducirse del 40% al 35%.

Ayer, el Dow Jones cerró la sesión con un descenso del 0,05%, mientras que el Nasdaq avanzó un 0,15% y el S&P 500, un 0,01%, ya que los temores relacionados con Corea del Norte parecían disminuir al tiempo que el discurso de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, animó a los inversores.

Y es que el martes la banquera central afirmó en una conferencia en Cleveland que habrá más subidas de tipos de forma gradual “a pesar de que la inflación sigue dando muestras de debilidad”. Además, señaló “sería imprudente dejar los tipos de interés congelados hasta que la inflación alcance el 2%”, al tiempo que reconoció que quizás se infravaloró la fortaleza del mercado laboral.

Los analistas consideran que ahora hay un 81,4% de posibilidades de un alza de tipos en diciembre, frente al 71,4% de hace una semana.

Los datos del Departamento de Comercio mostraron que los nuevos pedidos de bienes de capital en Estados Unidos aumentaron más de lo esperado en agosto y los envíos mantuvieron su tendencia al alza, apuntando a la fuerza subyacente de la economía pese a una resistencia al crecimiento de los huracanes Harvey e Irma.

Con todo, en la apertura el Dow Jones sube un 0,21%, el S&P 500, un 0,36% y el Nasdaq, un 0,53%.

Con el índice industrial en los 22.344,81 puntos los bancos Goldman Sachs y JP Morgan lideran las subidas al avanzar un 1,51% y un 1,29%, respectivamente, mientras que American Express sube un 0,90%.

Nike se hunde en la apertura un 4,21% después de que ayer al cierre del mercado estadounidense presentase los resultados correspondientes a su primer trimestre fiscal, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 950 millones de dólares (809,6 millones de euros), un 24% menos que en el mismo periodo anterior.

Las cifras presentadas están por encima de lo esperado por los analistas, salvo en el caso de las ventas, al obtener unos ingresos de 9.070 millones de dólares, frente a las estimaciones de 9.085 millones.

Por detrás, Verizon se deja un 0,39% y Procter&Gamble, un 0,34%.

Se espera que el gobernador de la Fed, Lael Brainard, y el jefe de la Fed, James Bullard, hagan declaraciones más tardes.

Las mayores posibilidades de que la Fed suba los tipos por tercera vez en el año, hace que el dólar se revalorice frente a la mayoría de las divisas. Así, el euro sigue cediendo y se cambia en la apertura de Wall Street a 1,172 billetes verdes.

Los precios del petróleo vuelven a subir, aunque el Brent se mantiene por debajo de los 58 dólares, mientras que el West Texas tampoco logra recuperar los 52 dólares el barril.