¿Aguafiestas? Realmente es mi trabajo.

Y ahora creo que debemos comenzar a pensar en la reunión de la Fed de la semana próxima, con dos riesgos:



1. Se elimine la máxima de “considerable periodo de tiempo” al abordar las expectativas de tipos de interés nulos.

2. Finalice oficialmente el QE3, al eliminar los 15 bn. que restan de compras mensuales de papel



Realmente los comentarios de Bullard de la semana pasada han aumentado la incertidumbre sobre la materialización de ambos riesgos. Sin duda, una buena noticia la semana pasada pero no tan positiva la próxima en términos de expectativas de los mercados. Por cierto, Bullard no es consejero que vote en esta reunión. Y si nos fiamos de la regla de tomar decisiones “en función de los datos”, todo apunta a que la semana próxima la Fed debería tomar un nuevo paso en la normalización monetaria. Si los mercados lo permiten. Pero, al escribir lo anterior me surge una duda: ¿realmente ha sido una volatilidad tan indeseable la vivida en los últimos días a efecto de los bancos centrales? ¿lo sería ahora en términos de volver a la complacencia anterior?. Sí, quizás la semana próxima tengamos nuevos elementos de juicio para responder a ambas cuestiones.



Pero, volvamos a la realidad: ¿qué podría significar el final del QE para los mercados? La suerte es que ya hemos tenido un QE1 y un QE2 para intentar responder a esta cuestión. Y al observarlo lo primero que nos surge es la sensación de que el reciente comportamiento de los activos de riesgos, con deuda al alza y bolsas a la baja no parece tan diferente al observado en los dos finales de QE anteriores…..









¿Vuelve la calma a los mercados? Eso parece. Pero, ¿hemos superado los riesgos que motivaron la inestabilidad reciente? No lo creo.

Aún sigo esperando que la volatilidad, pero en niveles más bajos, nos acompañe hasta final de año. Y creo que es algo sano, de forma que los inversores puedan evaluar mejor el riesgo de sus posiciones.

Naturalmente, en el camino surgirán oportunidades. Las iremos viendo.



José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España