La economía norteamericana está imparable. Los datos nos sorprendían ayer con un crecimiento de la economía en el pasado trimestre del 2.8% y hoy con un aumento de los puestos creados el mes pasado. 

Los expertos esperaban una cifra de 120.000 debido, sobre todo, a los efectos del cierre parcial de la administración, que duró más de dos semanas.

El departamento de trabajo de la administración estadounidense revisa al alza, además, el dato de septiembre, hasta 163.000 desde los 148.000 anunciados previamente. El principal generador de empleo en Estados Unidos es el sector privado, que ha creado 212.000 puestos de trabajo.

Destacan los servicios, en los que se han empleado a 177.000 personas más. La construcción aumenta en 11.000 y la industria en 19.000. La administración, el sector público, destruyó 8.000 empleos.


Tasa de paro

Tras estos datos, la tasa de paro repunta ligeramente hasta el 7,3% desde el 7,2% del mes anterior. Una cifra en línea con lo que esperaban los expertos. En total, en Estados Unidos hay 11,272 millones de personas desempleadas.

Los salarios por hora trabajada aumentan menos de lo previsto, un 0,2%, lo que deja la subida anual en el 2,2%.
José Luis Martínez, estratega de Citi, destaca que la población de activa cae al menor porcentaje desde 1978 %, hasta un 62.8 %. 

Este es, principalmente, uno de los aspectos que más preocupa a los miembros de la Reserva Federal.  En la última rueda de prensa del actual presidente de la autoridad monetaria, Ben Bernanke, afirmaba que la caída de la población activa distorsionaba de facto los datos de desempleo. Esto exigía que los encargados de decidir la política monetaria –e iniciar el tapering, o subir los tipos de interés- se veían obligados a examinar otros datos del mercado laboral antes de tomar una decisión. (Acceder al comunicado)

En cualquier caso, los datos conocidos durante esta semana, fundamentalmente el crecimiento del PIB y el buen dato de creación de empleo, dan más razones a todos aquellos que sospechan que la retirada de estímulos podría comenzar antes de lo previsto.

Detalles de la tasa de paro en EE.UU.