Los accionistas de Apple están de suerte, ya que el valor sigue instalado en máximos históricos.  Y eso a pesar de que el último ejercicio fiscal sufrió caídas en las ventas y en los beneficios. Muchos expertos, no obstante, confían en que el fabricante de iPhone pueda reavivar el interés de sus clientes con el nuevo iPhone 8 que presentarán en septiembre de este año cuando se cumpla una década desde el lanzamiento de su primer teléfono inteligente.
 

Este aparato revolucionó el mercado de la telefonía móvil, aunque con el paso de los años la compañía que preside Tim Cook ha tenido que asistir a la entrada en esta industria de múltiples competidores. Entre ellos, algunas firmas que presentan terminales de alta calidad, diseño y a precios más competitivos que los de la enseña de la manzana mordida.

Los inversores piden más a la compañía, sobre todo tras la caída de ventas y beneficios el año pasado. Tal y como se puede ver, la única métrica que mejoró en el pasado ejercicio fue el dividendo, que complementó a las millonarias recompras de acciones. Según los datos de Facset, el año pasado el número de títulos en circulación  de Apple se redujo más de un 5%.
 

parámetros

 


A la espera de que la mayor cotizada del mundo ponga en marcha un nuevo producto que venga a ofrecer una nueva fuente de ingresos, lo cierto es que hay muchas esperanzas puestas en el nuevo iPhone 8. Hay que tener en cuenta que la división de telefonía es la que más dinero aporta a la caja, casi un 64% el último año. Por eso es tan importante que las ventas de teléfonos sigan despuntando y por eso es noticia cualquier movimiento que haga la dirección en este sentido.

 

 

 

Distribución de Apple

 


Lo último que hemos conocido son rumores de que Apple ha comprado una startup israelí, RealFace, que se dedica al reconocimiento facial.  La conclusión inmediata es que el nuevo dispositivo contará ya con esta funcionalidad que podría, incluso, sustituir a las huellas digitales, como hasta ahora. De momento, habrá que esperar hasta finales de verano como cada año para saber cómo será este nuevo modelo estrella en el que están puestas muchas esperanzas.

Antes una web japonesa ha adelantado que el próximo mes de marzo Apple podría preparar un avance con un evento en el que podría presentar una actualización para el Ipad y que, incluso, podría lanzar una nueva tableta de 10,5 pulgadas. Además,  estas informaciones afirman que Apple podría estar preparando una edición del Iphone en rojo, así como un iPhone SE con más memoria.

En este entorno y a pesar de que cotiza en máximos históricos, la mayor parte de los analistas apuestan por comprar o sobreponderar el valor. Solo un 23% opta por mantener los títulos de la compañía.
Hay que recordar que Berkshire Hathaway –la firma de inversión de Warren Buffett- comunicó que en el cuarto trimestre había aumentado su participación en la compañía y que ya tenía  57,4 millones de acciones, o un 1,9% del capital del fabricante de iPhone.

Una apuesta que, por el momento, ya le ha valido al multimillonario para embolsar mucho valor a sus accionistas. Desde que comenzó el año sus títulos suben un 17% y más de un 41% en los doce últimos meses.

Por el momento, además, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión siguen situando al valor en fase alcista, al otorgarle 9 puntos en una escala de 10.