Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la tercera jornada de cierre parcial de la Administración estadounidense, al no alcanzase un acuerdo en torno a los presupuestos. El Senado volverá a votar la proposición de ley esta tarde. Así, el Dow Jones pierde el nivel de los 26.000 puntos en la apertura de la sesión.

Apertura con descensos en Wall Street después de que cerrase la sesión del viernes con ganancias, ignorando el cierre parcial del Gobierno federal.

El Senado de Estados Unidos rechazó en la madrugada del viernes un acuerdo para evitar un cierre del gobierno federal, votando en contra de una medida que hubiera financiado los servicios públicos por varias, semanas mientras el Congreso sigue negociando el presupuesto anual del gobierno.  El Senado necesitaba una mayoría de 60 votos a favor para que saliera adelante, sin embargo sólo logró 50.

Por su parte, el presidente, Donald Trump, ironizó este sábado que este fue el "regalo" de los demócratas con motivo de su primer aniversario al frente del Gobierno

El fracaso de la medida implica que en EEUU quedan suspendidos los servicios no esenciales hasta que se llegue a un acuerdo de financiamiento federal. El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que la cámara alta se reunirá este lunes al mediodía local para celebrar una votación sobre un presupuesto de corto plazo que permita la reapertura de los servicios no esenciales. “En principio esperamos que se alcance un acuerdo, pero el Treasury a 10 años se sitúa ya en niveles de 2,65%, máximos desde julio de 2014”, apuntan los analistas de Renta 4.

La última vez que el Gobierno de Estados Unidos cerró por falta de acuerdo y de fondos fue con Obama, en octubre de 2013 y durante 16 días. En esta ocasión, los demócratas han bloqueado la propuesta a no incluirse una solución para los más de 700.000 inmigrantes beneficiados por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) que protege a los conocidos como “dreamers”,  impulsado en 2012 por el gobierno del entonces presidente Obama, y que Trump anunció a finales del año pasado que terminaría en marzo.

Como en Europa, en EEUU la jornada carecerá de referencias macroeconómicas de relevancia. Solo se ha conocido que el índice de la actividad económica nacional de EEUU de la Fed de Chicago creció en diciembre hasta el 0,27, desde el 0,15 del mes anterior.

A lo largo de la semana, sin embargo, sí que se conocerán indicadores de calado, como el PIB del cuarto trimestre, con la previsión de una ligera ralentización (hasta el 2,9% desde el 3,2% anterior, así como el deflactor del consumo privado, el índice de precios PIB y el consumo personal. También pendientes de los PMIs preliminares de enero, con estabilidad esperada frente a diciembre, en niveles récord.

En el plano micro, en las próximas jornadas publicarán sus resultados empresariales: Halliburton y Netflix (lunes), Johnson & Johnson, P&G, Verizon y Texas Instruments (martes) General Electric y Ford (miércoles), Paypal, Caterpillar, Intel y Starbucks (jueves), y Colgate y 3M (viernes).

Dentro del S&P 500, ya han publicado sus cuentas 53 compañías, con un incremento medio del beneficio por acción del 11,25%, por encima del 11% esperado por el mercado. De ellas, el 77,4% ha batido las expectativas; el 11,5% se ha mantenido en línea, y el 11,3%, han decepcionado.

Así las cosas, en la apertura de la sesión, el Dow Jones baja un 0,32%; el S&P 500, un 0,07% y el Nasdaq, un 0,01%.

Con el índice industrial en los 25.987,38 puntos, las ganancias las lidera Verizon, que sube un 1,14%, por delante de Intel y de Home Depot, que avanzan un 0,33% y un 0,20%, respectivamente.

Los descensos los vuelve a liderar una jornada más General Electric que se deja un 2,33%, seguido de Boeing, que cede un 1,25%, y de Nike, que pierde un 0,71%.

El viernes General Electric informó de que tendrá que asumir una carga de 6.200 millones de dólares en sus beneficios del último trimestre, tras una revisión completa de la cartera de seguros de su brazo financiero GE Capital. “Aunque ya se esperaba un importe elevado, al ser tan elevado introduce la incertidumbre sobre si habrá más costes extraordinarios en otras divisiones de negocio que aún no hayan sido reconocidos” explican desde Bankinter. El viernes cerró la sesión con un descenso del 3%.

Por otro lado, destacan las operaciones empresariales. Sanofi ha adquirido la empresa especialista en hemofilia, Bioverativ, por unos 11.500 millones de dólares, lo que supone una prima de más del 63% sobre el precio de la acción de Bioverativ al cierre del viernes. AIG ha adquirido Validus por 5.560 millones de dólares en efectivo.

En la apertura de Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se cambia a 1,224 billetes verdes, después de conocerse que el SPD alemán autorizó las negociaciones para crear una nueva gran coalición con Angela Merkel.

En el mercado de materias primas el precio de petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,19%, hasta los 68,50 dólares, mientras que el West Texas norteamericano cede un 0,22% hasta los 63,19 dólares por barril.