El Dow Jones y el S&P 500 registran subidas, al tiempo que el Nasdaq retrocede en la apertura de la sesión, tras conocerse que la economía estadounidense creció más de lo esperado en el tercer trimestre, además de por el avance en el proceso de aprobación de la reforma fiscal, mientras los inversores esperan la comparecencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Apertura mixta en Wall Street después de que ayer ya se registraran subidas una vez que  el Comité de Presupuesto del Senado aprobase el plan de impuestos del Senado, acercando a la cámara alta a una votación que está prevista para mañana. Los inversores han estado esperando ansiosamente la reforma tributaria desde las elecciones de 2016, pero continúa generando incertidumbre el hecho de que la aprobación pueda producirse antes de que termine el año.

Así, el mercado parece ignorar que ayer Corea del Norte lanzó un misil intercontinental, que voló durante 53 minutos y cayó en el mar de Japón después, con lo que demuestra que puede alcanzar con sus armas cualquier punto más allá de sus vecinos, incluso territorio continental de EEU. “Pero los mercados ignoraron este hecho y siguieron en su camino alcista, más centrados en el progreso de la implantación de la reforma fiscal en EEUU que en estas demostraciones de capacidad bélica”, explica Ramón Morell, de ETX Capital. El presidente Donald Trump respondió a las noticias y dijo que "se encargarían de eso".

Además, se ha conocido que  la economía estadounidense creció un 3,3% en el tercer trimestre del año, por encima de la estimación previa del 3% y del 3,2% que esperaban los analistas consultados por Reuters.

El indicador de inflación preferido de la Fed, el índice de precios de los gastos personales de consumo (PCE) excluyendo alimentos y energía, subió un 1,4% en el tercer trimestre, en línea con el pronóstico de los economistas consultados por Reuters.

Hoy tomará la palabra la todavía presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, para hablar sobre las perspectivas económicas de EEUU ante el comité económico conjunto del Congreso, después de que ayer lo hiciera el candidato a ocupar su puesto, Jerome Powell. El que será nuevo presidente de la Fed dijo, entre otras cosas, que la economía americana crece a buen ritmo, que los tipos de interés volverán a subir en diciembre, que los bancos ya no son demasiado grandes para caer, que la regulación bancaria ya es lo suficientemente estricta y que los test de estrés son una herramienta interesante.

También en Estados Unidos se conocerá el Libro Beige (que servirá para preparar la reunión del 13-diciembre, en la que el mercado descuenta un incremento de 25 puntos básicos con una probabilidad del 100%)

Con todo, en la apertura de la sesión en Wall Street, el Dow Jones sube un 0,28%; el S&P, un 0,08%; mientras que el Nasdaq se deja un 0,08%.

Con el índice industrial en los 23.905,51 puntos, Goldman Sachs lidera las subidas al avanzar un 1,44%, por delante de JP Morgan  y de American Express, que se revalorizan un 1,18% y un 1,06%, respectivamente.

El peor valor del Dow Jones en la apertura es Visa, que se deja un 0,29%, seguida de Apple, que baja un 0,27%, y de Coca-Cola, que retrocede un 0,24%.

Desde que comenzó el año a cierre de este martes, el Dow Jones se ha revalorizado un 20,62%, el S&P 500 el 17,34% y el Nasdaq un 28,41%. “Unas subidas importantes propiciadas por factores como la sólida expansión económica de Estados Unidos, la esperada reforma fiscal de Trump, los continuos crecimientos de los beneficios corporativos y los pobres rendimientos o pocas expectativas de retorno de otros tipos de activos”, apuntan desde ActivTrades.

En la apertura de Wall Street, el euro retrocede hasta los 1,183 dólares.

Los precios del petróleo siguen descendiendo. El Brent baja un 0,27%, hasta los 63,08 dólares, mientras que el West Texas cede un 0,48%, hasta los 57,71 dólares por barril.