Los precios de la vivienda en Estados Unidos crecieron un 0,3 desde julio a agosto, lo que supone la menor subida desde hace 11 meses, según ha informado la Agencia Federal de la Financiación de la Vivienda en un comunicado. El consenso de analistas había estimado que el incremento estaría en torno al 0,8%.

En cuanto a la media anual ajustada estacionalmente, el precio de la vivienda se ha incrementado ya un 8,5% con respecto a hace un año.

La competencia por una cantidad limitada de viviendas disponibles ha provocado que los precios se hayan ido incrementando en las últimas fechas en Estados Unidos. Esta subida se une al aumento en los costes de endeudamiento desde los casi mínimos históricos en los últimos meses.

Pese a todo, el precio  medio para una hipoteca fija a 30 años cayó la semana pasada hasta el 4,39%, por debajo del 4,46% del mes anterior. (Ver comunicado)

En este sentido, en la última semana las aplicaciones hipotecarias se mantienen igual que los resultados del mes anterior. Por el contrario, las disposiciones de compra suben un 0,7%, mientras que las refinanciaciones ceden un 1,3 %.

Evolución precio de la vivienda en Estados Unidos


Aumentan los precios de importación

Por otro lado, también se ha conocido que los precios de importación en Estados Unidos han subido un 0,2% en el mes de septiembre, en línea con lo que esperaba el consenso de analistas. Continúan con la subida del 0,2% en agosto. En cuanto a la media anual el incremento se cifra en el 1%.

Así, los precios sin contar la energía se mantienen en la misma sintonía que en el informe anterior. Sin embargo, los precios de importación de energía han subido un 0,8%, mientras que anualmente acaparan caídas del 0,4% en energía y un 1% en los restantes.