Estar “largos” (ser alcista u optimista) con las bolsas europeas no es una de las visiones más populares del mercado hoy en día, pero desde el blog “Sober Look” nos ofrecen una perspectiva convincente de por qué hacerlo...
“El pesimismo envuelve la zona euro y puede haber llegado el momento de apostar por una opinión contraria”, y es que, en su opinión, la economía de la región se está recuperando. Sí, la recesión en Italia, el estancamiento en Francia y el elevado desempleo no van a desaparecer así como así, reconoce este experto.
Pero, “las expectativas de sobre el comportamiento de la zona euro han sido tan malas últimamente, que las sorpresas al alza son cada vez más probables (…) la postura de flexibilización (monetaria) agresiva del Banco Central Europeo (BCE) y la fortaleza comercial y de actividad industrial nos dice que por ahora lo peor de la desaceleración puede haber quedado atrás”.

Es “difícil imaginar una cosa así (…) pero en última instancia se trata de los datos”. En primer lugar, señala Sober Look, “debemos comenzar con el hecho de que las expectativas de inflación de la zona euro siguen cayendo. Eso, combinado con una débil demanda de las TLTROs (barra libre de liquidez del BCE para los bancos) podría mantener a la autoridad monetaria muy activa en sus esfuerzos de flexibilización monetaria”, incluso podría considerar una QE al estilo de la Fed.
Desde comienzos del año pasado, destaca este analista, se ha producido una reducción sin precedentes del balance del banco central, “sin una fuerte penetración de las TLTROs, el BCE tendrá en cuenta otras opciones para ampliarlo”, explica. Y, es más, añade, parece que habrá presión para que ataje la caída en este: “Además, ya estamos viendo a las instituciones de la Unión Europea (UE) pedir que se aflojen las normativas de capital para las emisiones de crédito estructurado (…) Todo esto es positivo para los bancos de la zona euro y, probablemente, aumentará la liquidez en el sistema”.

En parte, explica, es por esto que “hemos visto un rally en las acciones de los bancos europeos. Curiosamente, varios analistas han señalado que el desapalancamietno del sector ha terminado, así como la contracción del crédito está finalizando”. Por otra parte, “hasta cierto punto”, podemos ver que “Mario Draghi ya ha generado cierto grado de estímulo en la economía de la zona euro en la revalorización del euro (a través de las tasas de depósito negativo). Esto es un 'regalo' para los exportadores alemanes y otros que ahora pueden competir más eficazmente en los mercados internacionales”, por ejemplo.
EL IBEX 35 CAE UN 0,49% ¿QUÉ NIVELES DEBEMOS VIGILAR?
Interesante “visión contraria”, que, de momento, no cala en el mercado. Pues las bolsas europeas acaban la jornada del lunes con pérdidas del 0,50% de media, después de que el ministro de Finanzas de China haya “atemperado” las esperanzas de nuevos estímulos económicos por parte del gobierno.

En concreto, el Ibex 35 se ha dejado un 0,49%, hasta los 10.947,90 puntos. Técnicamente, José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, considera que “en principio, la caída de este lunes no es para nada preocupante, y así será en la medida en que no se pierdan los mínimos del martes pasado, esto es, los 10.737 puntos”.
Por debajo de dicho nivel, explica este experto, “tendríamos una potencial figura de implicaciones bajistas en forma de 'doble techo', pero mientras no se perfore esta zona 'no ha pasado nada' y, por lo tanto, estamos ante una simple corrección tras las fuertes subidas acumuladas la semana pasada”.