Bankia mejoró su beneficio del primer semestre un 11,5%, hasta los 556 millones. ¿En qué se ha apoyado esta mejora de cuentas?
Este beneficio atribuido de 556 millones de euros es un buen resultado, pues puesto en términos de rentabilidad sobre fondos propios representa un 9,8%. Bankia es de las pocas entidades españolas que puede estar en rentabilidades cercanas al doble dígito.

Destacaría el ratio de eficiencia, que se ha colocado en el 41,5%, a la cabeza del sistema. Esta eficiencia se debe a la estabilidad del margen bruto y la reducción de costes. Desde que finalizáramos la reestructuración en 2013 hemos seguido reduciendo los gastos de explotación. También hemos continuado reduciendo las provisiones. A finales del segundo trimestre nuestro coste de riesgo era de 51 pb frente a los 63 pb del segundo trimestre de 2014.

¿Cuál ha sido la evolución del margen de intereses del primer semestre?, ¿cómo ha impactado la cartera de bonos de la Sareb?
El margen de intereses está un poco por debajo de los 1.400 millones de euros. Hemos tenido un impacto muy importante por un menor rendimiento de los bonos de la Sareb, que son los bonos que recibimos cuando trasferimos nuestros activos adjudicados y el crédito promotor a Sareb a finales de 2012. Estos bonos tienen un rendimiento ligado a la rentabilidad del Tesoro Español. Por ello, en diciembre estos bonos resetean y tenemos un rendimiento en base al Tesoro. En el primer semestre estos bonos han contribuido en 100-115 millones menos al margen de intereses. Sin embargo, hemos compensado parcialmente esta reducción de rendimiento, con un mayor rendimiento del margen de la clientela. Nuestro margen de clientes ha pasado del 1,23% que teníamos en el segundo trimestre de 2014, al 1,44% actual gracias a un menor coste de los depósitos.

Han cerrado el primer semestre con un beneficio de 556 millones de euros y preveían acabar el año en los 1.000 millones (objetivos del plan estratégico). ¿Modificarán sus objetivos para elevarlos?
Nuestro objetivo para este año es una rentabilidad sobre fondos propios del 10%. Este es el objetivo desde que lanzamos nuestro plan estratégico en 2012 y lo mantenemos.

¿Cuál ha sido la evolución de la concesión de créditos en el primer semestre?
La evolución del libro de crédito ha sido muy positiva en esta primera parte del año. Comprando el primer semestre de 2015 vs 2014, hemos visto aumentado los segmentos en los que más estamos concentrados, es decir, en empresas y consumo, de alrededor del 55%. La originación de créditos en estos segmentos ha sido de unos 7.700 millones de euros.

Si vamos al stock del crédito, también vemos un crecimiento del 4% desde diciembre, es decir, 2.000 millones. Este crecimiento se restablece con un decrecimiento del libro de hi8potecas, porque las hipotecas tienen una amortización natural. La originación de nuevo crédito aún no es suficiente para compensar esta caída de hipotecas, una tendencia común en el sector y que creemos que continuará en próximos meses.

El ratio de morosidad a junio ha caído hasta el 12,2%, frente al 12,86% del cierre de 2014, pero sigue por encima de la media de la banca española (11,95%) ¿Van a hacer más hincapié en mejorar este ratio?
Nuestro saldo de dudosos ha ido cayendo trimestre tras trimestre. Los últimos trimestres el saldo de dudosos ha caído entre 400-500 millones. Además, hemos tenido ventas de carteras. En total, este semestre el saldo de dudosos ha caído en 1.200 millones, de los cuales, una parte se explica gracias a la amortización orgánica, y otros 320 millones gracias a la venta de saldos. Esperamos que el saldo de dudosos siga cayendo durante los próximos meses.

Finalizan el plan estratégico 2013-2015 y tienen que trabajar en el de 2016-2018, éste ya sin exigencias de Bruselas. En este sentido, ¿prevén cambiar el ritmo de desinversiones?, ¿modificarán su guidance de dividendo?
Finalizaremos nuestro plan estratégico 2013-2015 en diciembre de este año. Este plan estratégico tenía como base el plan de reestructuración que firmamos con Bruselas a finales de 2012, y ese plan de reestructuración va de 2012 a 2017. Ahora estamos empezando a trabajar en el nuevo plan estratégico, pero no creo que cambiemos drásticamente nuestra visión, teniendo en cuenta que tenemos que cumplir algunos objetivos hasta 2017.

En términos de dividendo, hemos dato un pay out del 27% pagado en efectivo y creemos que podemos mantener esa tendencia de pagar en efectivo, aunque todavía no tenemos una política aprobada por el consejo para este ejercicio.