Las bolsas europeas bajan claramente. El escándalo montado alrededor de Trump es un factor muy negativo, y hablaremos a continuación largo y tendido de todo, pero ojo que hay un segundo factor también muy importante que ha aparecido en las últimas horas y que no podemos soslayar.

Me refiero a la crisis de emergentes que se puede abrir.

Cuidado con este dato. iShares MSCI Brazil  IBZL.L baja 15%. La apertura de la bolsa de Brasil puede ser explosiva a la baja, contagiando a otros emergentes. Y todo ello por noticias aparecidas que dicen que el presidente actual, presuntamente ofreció dinero para tapar asuntos relacionados con el proceso de Petrobras. El mercado teme que este nuevo escándalo pueda maniatarle y perder la capacidad de maniobra para acometer las reformas que necesita el país, para salir de la profunda recesión que ha sufrido recientemente, y que ha sido una de las peores de la historia. Así que otro frente a seguir.

Pasemos ahora a analizar la relación entre las acusaciones contra Trump y su correlación con los mercados.

Lo mejor es hablar claro.

Estamos bajando porque los operadores no están de acuerdo con los analistas políticos y sí ven posibilidades reales de moción de censura contra Trump. No es la opción más probable pero le dan posibilidades. ¿Y cuántas posibilidades?

Pues como no es fácil saberlo, lo más sensato en estas cosas es mirar lo que dicen las casas de apuestas, donde la gente se gasta el dinero, e intenta afinar. Exactamente ahora se le da un 30% de posibilidades a que acaba cesado. Y eso es nuestro mundo económico, son muchas posibilidades, así que ojo con esto. El mercado cree más de lo que parece en el impeachement. Y en los gráficos de esas apuestas, se ve que las posibilidades siguen subiendo.  Nuestra opinión es que van a subir.

Y la razón es muy sencilla. Trump, nunca ha cuidado sus relaciones con la prensa. Ha tenido escenas jamás vistas en mundo político de decirle a periodistas de diarios americanos muy poderosos “a ti no te contestos porque mientes” y cosas así. Nadie le está defendiendo, y los periódicos más importantes, Wall Street Journal incluido, están haciendo una especie de concurso en levantar porquería a este respecto. Y está saliendo de todo, hace poco uno de ellos publicaba las fechas y las horas de hasta 18 citas con los rusos…

Con la prensa absolutamente en contra, y la Comisión de Investigación en marcha, entra dentro de lo posible, nosotros creemos que como mínimo con un 50% de posibilidades de que el asunto termine mal.

¿Y qué pasa si lo cesan? Porque esto es muy importante para poder valorar repercusiones con los mercados.

Para empezar, hay algo que complica el proceso. Por la distribución de la Cámara de representantes se necesitan al menos 100 republicamos que voten a favor para que salga adelante. De momento solo uno está a favor. Pero claro, esto es como el Watergate, si salen pruebas contundentes, tendrían que hacerse a un lado, o la opinión pública caería sobre ellos, y peligraría la reelección de cada representante.

Fuente: Un estudio de Natixis en el que nos estamos apoyando para escribir este artículo, donde aparecen numerosos datos al respecto.

Según este estudio, si fuera cesado, el futuro presidente en principio sería el vicepresidente actual, es decir Mike Pence, pero podría darse el caso de que el dimitiera por su afinidad con Trump, entonces el puesto sería para el representante en el Congreso Paul Ryan.

Bien, lo primero que tenemos que pensar es que ambos son republicanos como Trump, y por tanto en principio, lo que afecta a los mercados de todo este lío más, que es el retraso o la anulación de las medidas económicas anunciadas no tienen por qué verse liquidadas.

Según Natixis, ambos candidatos están a favor de la reforma fiscal, ojo con esto, luego podrían seguir con la misma. Ambos están bastante menos a favor de la política de emigración de Trump y de comercio exterior. También bueno para los mercados, porque Trump en este campo le daba miedo al mercado. Y por último Pence está menos dispuesto que Trump al famoso programa de gasto público de Trump, de 1 billón de dólares, lo que sería poco favorable para los sectores de materiales básicos, y en general malo para los mercados.

Este párrafo último creo que es muy importante. Si se fuera Trump, incluso el mercado podría pensar por tanto, que mejor, porque se quedan políticos no tan extremistas, a favor de las medidas anunciadas por el, aunque lo del gasto público podría ser menor lo que afectaría a muchos sectores negativamente.

Sigo con el estudio de Natixis. Opinan y estamos de acuerdo con ellos que lo que sí que está claro, es que con todo este escándalo las posibilidades de que la reforma fiscal salga adelante son nulas este año, y habría que dejarlo para el año que viene, con un peligro. Ojo con las elecciones midterm, porque podrían decir no hacemos nada hasta entonces, y se podría dar el caso de que en esas elecciones perdieran representantes los republicanos y entonces si que se lía todo.

Como ven un escenario, endiabladamente complicado, que va a requerir que estemos muy prestos a un análisis concienzudo, según como vayan las cosas. No va a ser nada fácil, predecir el mercado, sin tener en cuenta todos estos factores.