Las bolsas europeas mantienen su tendencia alcista con tranquilidad. Hoy están sirviendo de apoyo, por un lado una buena cosecha de resultados empresariales positivos, y por otro lado buenos datos de PMI de la eurozona. Al final mejor cifra en manufacturas en seis años, que parece devolver las esperanzas de buen crecimiento económico. Tanto en Europa como en EEUU, se está viendo por la marcha de la temporada de publicaciones que podemos hablar en ambas orillas del Atlántico de crecimiento superiores de los beneficios al 13% y eso son palabras mayores. De hecho en el S&P 500 desde el 2011 no se veía algo así.

Destaca por encima de todas la bolsa griega con una mejora de más del 3,5% gracias al acuerdo sobre las reformas a realizar con los acreedores. El mercado vuelve a tener esperanzas de que ahora que Grecia ha aceptado las reformas, los acreedores se pongan de acuerdo en formas de aligerar su abultado e impagable deuda. Los bonos griegos a 10 años ante todas estas noticias favorables están dando su menor rentabilidad desde el año 2014.

El sector de tecnología es el que mejor va, muy apoyado por las claras subidas de ayer de Apple. Ojo que este importantísimo valor publica resultados hoy después del cierre, lo cual originará mañana reacciones. Parece claro que los operadores apuestan por buenos resultados, aunque nunca se sabe con estas cosas. No cabe ninguna duda de que Apple habrá ganado de nuevo mucho dinero, pero le ponen siempre el listón muy alto.

Las elecciones francesas de este domingo, o mejor dicho, la segunda vuelta de dichas elecciones, no dan demasiado miedo con las encuestas dando 60% a favor de Macron.

Lo que parecía un fenómeno puntual en las bolsas, se está convirtiendo en una nueva forma de comportarse el mercado. El VIX y la volatilidad están batiendo récords… por baja. Atención a estos datos.

Según cálculos de Reuters:

El VIX tocó ayer en 9,90 el menor nivel desde el 14 de febrero de 2007. Muy pocas veces en la historia se ha movido por debajo de 10, que es su suelo natural, es muy difícil irse mucho más allá.

Si tomamos desde finales de abril hacia atrás a primeros de año, tenemos el período de 4 meses en el SPX con menor movimiento desde… ¡1995! Y en 1995, el mercado era muy distinto al actual, no se parecía en nada, se lo digo por experiencia propia.

La volatilidad histórica a 1 mes del SPX es del 7,1%, más baja que el 80% del tiempo en los dos últimos años.

Como vemos, un entorno de baja volatilidad impresionante, y es lo que hay, es necesario adaptarse a él. No hay nada más importante para un método de especulación, sea el que sea el que se tenga, que la situación de volatilidad. Y enfrentar el mercado con métodos acostumbrados a mucha más volatilidad que la actual, que es mínima, puede ser realmente peligroso.

Y las elecciones francesas con las casas de apuestas pagando 6 a 1 la victoria de Le Pen, en segunda vuelta, (es decir posibilidades remotas, a Trump le pagaban 3 a 1) desde luego no parece que vayan a subirla.

También debemos tener en cuenta otro factor estacional. Entramos en la parte mala de la pauta de los 6 meses (véase mi libro Leones contra Gacelas). En esta parte del año, claramente peor, no tienen por qué venir bajadas, pero sí suele costar mucho más. Veamos algunas cifras.

Según datos de Bespoke, el Dow Jones en los últimos 50 años tiene una media de bajada del 0,01% en mayo con tan solo la mitad de los años en positivo. Según datos de Ryan Detrick, en el SPX, solo 1,4% de subida en el período malo de la pauta, es decir mayo a octubre, frente a una subida promedio de 7% en la parte buena de la pauta, es decir de noviembre a abril.

Las estadísticas de largo plazo son espectaculares, según estos expertos. Tomen nota.

100$ invertidos en el S&P 500 desde 1928 a la fecha solo en el período malo, es decir de mayo a octubre serían ahora 257. Si se hubieran invertido los 100$  desde 1928 solo en el período bueno, es decir de noviembre a abril, estaríamos hablando de que los 100$ se habrían convertido en ¡4.270$!

Las cifras son concluyentes. Los 6 meses que tenemos por delante, no son los más favorables para las bolsas. Ojo, no ser los más favorables no significa que sean bajistas, simplemente, que la bolsa da muchísimo más dinero, en promedio, entre noviembre y abril. Y desde luego que este año de noviembre a abril, se ha subido mucho, igual es tiempo de no tener prisa ahora, hasta después del verano.

Como todos los meses demos ahora un repaso al sistema de largo plazo de la web de traderalia.com que seguimos desde hace varios años:

SISTEMA DE TRADING MINI S&P 500

Como cada fin de mes actualizamos el seguimiento del “Sistema TRADERALIA Mini S&P 500” en gráfico de velas mensuales y con media simple (SMA) de 12 periodos.

 Al cierre de la última sesión de ABRIL de 2017, el futuro del Mini S&P cotiza en los 2.387 puntos y por encima de su SMA de 12 meses situada en 2.218 por lo que el "Sistema TRADERALIA Mini S&P 500" mantiene la posición larga o comprada abierta el 31-03-2016 en 2.053 puntos. Dicha posición, al cierre de la sesión del viernes 28 de abril de 2017, acumula desde su apertura unas plusvalías latentes de 334 puntos o 16.700 $ por contrato.

 Sin tener en cuenta dicha posición actual, el balance acumulado de trades ya cerrados (entre agosto 1998 y marzo 2016) arroja un resultado positivo de 2.073 puntos o 103.650 $ para un único contrato del futuro del Mini S&P y con solo 16 operaciones en todo el periodo.

Pueden ver la explicación del sistema y la tabla de operaciones y rentabilidades acumuladas en los últimos 17 años en el siguiente enlace:

http://traderalia.com/biblioteca-del-trader/sistema-de-trading-mini-s-p-500/