La noticia estrella del fin de semana ha pasado completamente desapercibida, el Congreso USA evitó en el último minuto el problema derivado de un bloqueo del techo de deuda -shutdown- al estilo 2011, aprobando in extremis una partida de gasto excepcional de $1.1 Billones, con el fin de permitir al gobierno continuar atendiendo sus gastos y no bloquear la administración.

Una financiación extraordinaria con objeto de aguantar hasta el próximo mes de septiembre, fecha que parece están barajando demócratas y republicanos para retomar las negociaciones y plantear un nuevo aumento del techo de deuda.

A cambio de permitir a Trump transitar durante el verano con dinero prestado, los demócratas han forzado la congelación de numerosas prioridades de gasto del gobierno de Trump. 

Trump no tenía otro camino que transigir para evitar un shutdown, ahora que la popularidad del presidente USA es la más baja que nunca antes había registrado nadie tras los primeros 100 días en el gobierno.

No se puede estar en peor situación. Una realidad triste y que choca frontalmente con el optimismo y perspectivas positivas suscitadas por las medidas que Trump promete. Ese optimismo también se está desvaneciendo a medida que pasa el tiempo y se observa a un presidente sin habilidades ni energía suficiente para actuar.

Observando el comportamiento de los mercados desde las elecciones USA, se podría afirmar que la reforma fiscal o el programa de inversiones del gobierno estarían impactando con energía en la economía.

Pero no, aún no existe avance alguno y se ha visto al presidente perder casi todas las grandes batallas que planteaba. La reforma fiscal es un escollo complicado de superar, promete generar un agujero fiscal impresionante para los próximos años y un indefectible aumento de una deuda que ya supera los $20 Billones y cuyo ratio de relación con el PIB alcanza el 105%

Pero además, la gran reforma -del agujero fiscal- contiene un diseño muy particularmente inclinado en favor de las grandes empresas y fortunas del país. Esta desatención al grueso de la población es un obstáculo importante para las negociaciones y posibilidades de aprobación definitiva.

La Reserva Federal celebró ayer su reunión del Comité de Mercados Abiertos -FOMC- de mayo, emitiendo un breve comunicado que explica los motivos por los que no alteró la política monetaria. Los tipos de interés se mantienen en el 0.875% anterior, tal como se esperaba por motivos explicados en recientes post.

  • The Committee views the slowing in growth during the first quarter as likely to be transitory and continues to expect that, with gradual adjustments in the stance of monetary policy, economic activity will expand at a moderate pace, labor market conditions will strengthen somewhat further, and inflation will stabilize around 2 percent over the medium term.
  • Near-term risks to the economic outlook appear roughly balanced. The Committee continues to closely monitor inflation indicators and global economic and financial developments.

Los miembros de la FED opinan que la ralentización económica es transitoria, ¿8 años de transitoriedad?, y continúan esperando un futuro más vibrante. Nada nuevo. 

El futuro desvelará lo que esconde pero mientras, las autoridades se fían tanto de su discurso que ni siquiera se atreven a retirar los estímulos del programa QE, aún en vigor.

  • The Committee is maintaining its existing policy of reinvesting principal payments from its holdings of agency debt and agency mortgage-backed securities in agency mortgage-backed securities and of rolling over maturing Treasury securities at auction, and it anticipates doing so until normalization of the level of the federal funds rate is well under way.
  • This policy, by keeping the Committee’s holdings of longer-term securities at sizable levels, should help maintain accommodative financial conditions

El equipo de Trump también persiste en anunciar un futuro brillante y crecimientos de PIB superiores al 4%. La tozuda realidad persiste en advertir la complejidad de la situación económica y de mercados, además de anticipar un futuro de riesgo creciente. 

Las valoraciones del mercado son extremas, las más elevadas de la historia junto con el año 1929 y el año 2000 o 2007 y también recuerdan que la revalorización esperada para la próxima década será nula o en el mejor de los escenarios muy inferior a la media.

Observen el sencillo ratio de Warren Buffett (ratio entre PIB y capitalización bursátil), continúa al alza y en zona que sugiere prudencia. 

Buffett Indicator

Las bolsas reaccionaron muy tímidamente al encuentro de la FED y cerraron ligeramente en rojo, excepto el Dow Jones que araño un +0.05% al alza.

Llama la atención la fortaleza del índice tecnológico tras conocer los resultados de las principales empresas protagonistas. Twitter, Amazon o Apple, no precisamente estelares y a excepción de Apple, muy lejos de refrendar el optimismo que reflejan sus valoraciones. 

NASDAQ-100, semana

Pongamos a Amazon por ejemplo. Una empresa que con una capitalización de casi medio Billón de dólares pero no genera beneficios y paga dividendo, nunca lo ha hecho, y cotiza con un múltiplo PER de 175 veces beneficios. ¿Anatomía de una burbuja? 

NASDAQ-100, diario

El entusiasmo por comprar el futuro, por anticiparse a las mega tendencias de consumo, es patente en el sector tecnológico pero a los precios y valoraciones actuales, en muchos casos, buscar rentabilidades futuras se presenta como un ejercicio con grandes posibilidades de inverosimilitud.

La pauta del índice tecnológico ha dejado una interesante huella técnica, explicada en post de ayer y bien visible en intradiarios, que conviene mantener muy presente y actuar en consecuencia.

Tanto como la situación técnica y perspectivas de las divisas, muy particularmente los cruces de Dólar que mantenemos en nuestras estrategias abiertas, o las del crudo, los metales preciosos y resto de materias primas, cuyas situaciones técnicas y perspectivas también han sido expuestas en distintos post recientes.

Vean la imagen técnica del ORO en el largo plazo y los escenarios de proyecciones más probables que dibuja para el futuro, ¿demasiado contrarios? NO se confíen.

ORO mes

Existen numerosos argumentos de carácter fundamental y técnico, de evolución demográfica o del consumo dentro de sus ciclos largos, de la inflación o su contraria, del sentimiento y posicionamiento (COT) de los inversores que explicamos en distintas entradas del blog y permiten defender hipótesis hoy tan controvertidas como el ORO perdiendo los $1.000 la onza, antes de proseguir con su tendencia de largo plazo.

Las tendencias de corto plazo pueden intentar modificar el aspecto técnico y las proyecciones de los “expertos” de turno, sin embargo, no es prudente confiarse ante una mera ruptura técnica sin que antes demuestre capacidad y entidad suficientes para aportar connotaciones novedosas en plazos largos.

Es decir, cabe la posibilidad de asistir a un rally de los metales en plazos cortos y no alterar las proyecciones de plazos mayores dependiendo de los niveles alcanzados, tal como se detalla en este post de 20 de abril: ANÁLISIS DE TENDENCIAS CORTO, MEDIO Y LARGO PLAZO DEL ORO. CRUDO

Interesados en recibir más información de mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento y ganarán dinero con las sencillas claves que ofrecemos para invertir. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com