Hace unos días conocimos los índices de directores de compra tanto del sector servicios como de manufacturas y nos dejaron un muy mal sabor de boca por el alejamiento constante desde los máximos recientes y acercamiento demasiado peligroso a las zonas de contracción.

Hoy hemos conocido la balanza comercial del mes de abril y el superávit se dispara desde los 23.930 millones de dólares hasta los 38.050, muy por encima de los 35.500 esperados.

Como se puede ver en el gráfico, tenemos la recuperación esperada de forma estacional, pero veremos si el pico máximo muestra imposibilidad de romper la tendencia bajista de los máximos.


source: tradingeconomics.com

El disparo alcista del déficit oculta algunas cifras preocupantes. Por ejemplo, las importaciones en cifras interanuales, uno de los indicadores que se toma de salud del crecimiento interior, pasa de un incremento del 20,3% a uno del 11,9%, muy por debajo del crecimiento del 18% esperado. En el gráfico vemos un movimiento importante, pues de intentar romper la estructura de máximos bajistas, no se confirma y debemos seguir esperando para ver si apoya al crecimiento o se queda en un espejismo.


source: tradingeconomics.com

Con respecto a las exportaciones, también en cifras interanuales, pasa de un crecimiento del 16,4% a otro del 8%, por debajo del 10,4 esperado y es un indicador de salud económica exterior. En el gráfico tenemos que la recuperación estacional crea un máximo pero el miedo es que los máximos bajistas se mantengan.


source: tradingeconomics.com

Con todo, hay que pensar algo más en el largo plazo. Recordemos que la nueva administración norteamericana no apoyar el comercio libre y, por lo menos de manera pública, China ha intentado mostrar su voluntad de ocupar el hueco de que dejaría Estados Unidos. De ser así, el comercio de la economía a largo plazo tendría más apoyo que el que tiene en estos momentos.