En estos momentos la gran mayoría de los súper sectores de Europa está en negativo pero hay tres que brillan con especial potencia: el de petroleras, recursos básicos y el de bancos.

Con respecto al de petroleras, la situación es lógica, en estos momentos el precio del crudo tanto de referencia en Estados Unidos como en Europa está creciendo cerca del 3% tras comentarios desde Rusia y Arabia Saudita acerca de que se están aproximando posturas para extender el acuerdo de reducción de la producción hasta bien entrado 2018. Sin embargo, tenemos la otra cara de la moneda, que el recuento de instalaciones petrolíferas en Estados Unidos creado por Baker Hughes, sigue subiendo sin parar. Por lo tanto, de momento hay más esperanzas que realidades en este plano.

El súper sector de recursos básicos le sigue detrás muy cerca ya que recuerden que hay muchas mineras que han vuelto poco a poco comprar activos sobre el crudo y además el cobre está recuperando posiciones cerca de 0,7%.

Con respecto sector bancario, la situación va por barrios. De momento la parte italiana está recogiendo algunos beneficios de movimientos de la semana pasada, los franceses van más o menos bien en general aunque hay algunos potentes que están teniendo pérdidas como Credit Agricole o BNP. El problema potente lo tenemos en el sector español, aunque los dos grandes están subiendo, tenemos a los medianos con problemas en el popular desplomándose otra vez -5%.

Siguiendo con el hilo de los bancos, debemos tener en cuenta que el diferencial entre el futuro del índice alemán y el español se ha dado la vuelta a favor del alemán, rompiendo al alza la directriz bajista desde unos máximos recientes, lo que hace que pierda apoyo el sector bancario español.

Vean la situación semanal de los bancos españoles y del Ibex 35, la gran cantidad de figuras bajistas hace que debamos tener mucho cuidado con la reacción a esta semana sin perder de vista tampoco que en el gráfico semanal de los futuros sobre índices más importantes estamos intentando salir de la sobrecompra, por lo que es una combinación peligrosa.

banc

Además, recuerden que tenemos reunión de los bancos centrales el mes que viene, la inflación en la zona euro ha remitido un poco y desde el BCE se ha remarcado que se necesita seguir teniendo medidas de apoyo a la economía y que están comprometidos a llegar hasta el final porque si no, el plan no funciona, lo que hace que hayan disminuido las opciones de ver un cambio de tono en el mes de junio incluso con la tranquilidad que llega desde Francia. Por esto, algunos bancos están teniendo algo de debilidad precisamente por no tener tanto apoyo por este flanco.