Nuevo día de problemas en Europa con los ojos puestos en la situación política de Estados Unidos que nos salpica a través de una cotización del euro que es desfavorable para las exportadoras, y eso que el BCE todavía no ha girado su política monetaria. En Estados Unidos se intentado un rebote que ha sacado a Europa de los mínimos de la sesión.

Día negativo en los mercados europeos que sigue la estela de la sesión de ayer.

Siguen apareciendo titulares e informaciones en la prensa acerca de la relación que podría tener Donald Trump con Rusia justo en la campaña electoral de las últimas elecciones de Estados Unidos, por lo que crecen las apuestas acerca de que no acabaría mandato.

Seguimos dentro de un movimiento que ataca directamente las correlaciones asumidas por el mercado cuando Donald Trump llegó a la Casa Blanca, algo que debería haber tenido un efecto positivo sobre el dólar, al reducir la potencia del euro y ayudar a las exportadoras de nuestro área, pero es que desde que llegó a la Casa Blanca el efecto que se está dándose es el contrario, haciendo que el euro haya creado nuevos máximos anuales y eso que el BCE no ha cambiado su política monetaria, por lo que podríamos estar en una situación de un futuro más complicado para las exportaciones europeas.

Estados Unidos ha iniciado un rebote, a la hora del cierre europeo, liderado por las tecnológicas. La mayoría de los sectores del SP 500 están en positivo pero los que tiran del carro son precisamente los que fueron más dañados en el día de ayer por ese cierre de posiciones de las correlaciones asumidas en los últimos meses.

De momento todo el mundo está mirando con cara de póquer a nuestro alrededor para saber si hay intenciones de una corrección más grande o el mercado ha rebajado los precios hasta un área en donde se pueda asumir que la influencia de Donald Trump se ha reducido y queda como base del mercado el crecimiento de los beneficios y el crecimiento empresarial, aunque todo el mundo asume que si no existen estímulos de crecimiento para la economía, el daño principal va a venir por el ciclo de subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

El mercado en estos momentos sigue en ascuas y nos dejamos llevar por un rebote técnico tras las fuertes bajadas del día de ayer y ya veremos si Europa consigue dejarse llevar por el rebote americano, aunque los bancos en general están siendo dañados y las exportadoras, lo que deja un peso negativo sobre el índice alemán y el español.

Además, nuevas pruebas de corrupción en Brasil están dañando los mercados emergentes, lo que hace que el Ibex 35 tenga un peso negativo extra porque algunas empresas tienen una parte importante de sus ingresos en ese país, así que la inestabilidad en Brasil toca valores importantes del Ibex y nos pone como uno de los peores de Europa en el día de hoy

Veamos la crónica de la sesión al completo:

Europa apuntaba de momento a apertura confusa, con intentos de rebote tras la fuerte caída de ayer

1- Cierre muy negativo ayer en EEUU, con los bancos grandes muy castigados, ante el escándalo que se ha montado alrededor de Trump y sus relaciones con Rusia. Se ha nombrado una comisión bajo el mando de un ex director del FBI para que investigue esas conexiones rusas. Se habla de posible moción de censura, pero no parece que eso sea demasiado posible, salvo que esa Comisión encontrara pruebas concluyentes. Pero el mercado ve que aunque no haya moción de censura, su debilidad política es muy severa, y difícilmente está ahora en diposición de conseguir consensos para sacar adelante sus reformas prometidas, y que cada vez parecen más lejanas para los operadores. 

2- La volatilidad es muy alta y el VIX ha subido nada menos que un 46%, dado que venía de un nivel extremadamente bajo. De su evolución va a depender mucho lo que pase con Trump como comentábamos más arriba. 

3- La noche en Asia ha sido negativa siguiendo la estela de Europa y de EEUU

4- El yen está bajando, lo cual dado su habitual rol como valor refugio muestra menos miedo en la sesión de hoy al riesgo. 

5- Ojo con los países emergentes. Los etfs que replican la bolsa de Brasil bajan 8% nada menos, ante un nuevo escándalo de corrupción que vuelve a sacudir al país. Ahora sobre el actual presidente. Habrá que ver la apertura real, pero si fuera con un desplome de ese calibre podría contagiar a otros países emergentes. 

6- Con todos estos enredos, el euro sigue fuerte, no precisamente por méritos suyos, sino por las ventas importantes de dólares que estamos teniendo en los últimos días. 

7- Habrá que estudiar la reacción de telefonica en la apertura tras haberle subido Goldman la recomendación a comprar. 

8- No olvidemos que mañana hay vencimientos de derivados con las manipulaciones que esto suele conllevar. 

Datos macro europeos: 

A las 10h30 ventas al por menor en UK

Información corporativa y cambios de recomendación

JCDecaux. Consigue contrato en exclusiva por 5 años con el transporte público de Rotterdam

Fiat. EEUU va a ponerles esta semana una demanda por las emisiones ilegales si no se consigue un acuerdo inmediato

NN. Da resultados mucho mejor de lo esperado en Holanda

Burberry. Su beneficio baja 21%

Iliad da ventas en subida del 7%

Royal Mail da beneficios a la baja

Merck da resultados al alza

Talktalk telecom. RBC sube de neutral a sobreponderar

First Solar. Baird rebaja a neutral. 

Telefonica. Goldman sube de neutral a comprar. 

Las bolsas europeas bajan claramente. El escándalo montado alrededor de Trump es un factor muy negativo, y hablaremos a continuación largo y tendido de todo, pero ojo que hay un segundo factor también muy importante que ha aparecido en las últimas horas y que no podemos soslayar.

Me refiero a la crisis de emergentes que se puede abrir.

Cuidado con este dato. iShares MSCI Brazil  IBZL.L baja 15%. La apertura de la bolsa de Brasil puede ser explosiva a la baja, contagiando a otros emergentes. Y todo ello por noticias aparecidas que dicen que el presidente actual, presuntamente ofreció dinero para tapar asuntos relacionados con el proceso de Petrobras. El mercado teme que este nuevo escándalo pueda maniatarle y perder la capacidad de maniobra para acometer las reformas que necesita el país, para salir de la profunda recesión que ha sufrido recientemente, y que ha sido una de las peores de la historia. Así que otro frente a seguir.

Pasemos ahora a analizar la relación entre las acusaciones contra Trump y su correlación con los mercados.

Lo mejor es hablar claro.

Estamos bajando porque los operadores no están de acuerdo con los analistas políticos y sí ven posibilidades reales de moción de censura contra Trump. No es la opción más probable pero le dan posibilidades. ¿Y cuántas posibilidades?

Pues como no es fácil saberlo, lo más sensato en estas cosas es mirar lo que dicen las casas de apuestas, donde la gente se gasta el dinero, e intenta afinar. Exactamente ahora se le da un 30% de posibilidades a que acaba cesado. Y eso es nuestro mundo económico, son muchas posibilidades, así que ojo con esto. El mercado cree más de lo que parece en el impeachement. Y en los gráficos de esas apuestas, se ve que las posibilidades siguen subiendo.  Nuestra opinión es que van a subir.

Y la razón es muy sencilla. Trump, nunca ha cuidado sus relaciones con la prensa. Ha tenido escenas jamás vistas en mundo político de decirle a periodistas de diarios americanos muy poderosos “a ti no te contestos porque mientes” y cosas así. Nadie le está defendiendo, y los periódicos más importantes, Wall Street Journal incluido, están haciendo una especie de concurso en levantar porquería a este respecto. Y está saliendo de todo, hace poco uno de ellos publicaba las fechas y las horas de hasta 18 citas con los rusos…

Con la prensa absolutamente en contra, y la Comisión de Investigación en marcha, entra dentro de lo posible, nosotros creemos que como mínimo con un 50% de posibilidades de que el asunto termine mal.

¿Y qué pasa si lo cesan? Porque esto es muy importante para poder valorar repercusiones con los mercados.

Para empezar, hay algo que complica el proceso. Por la distribución de la Cámara de representantes se necesitan al menos 100 republicamos que voten a favor para que salga adelante. De momento solo uno está a favor. Pero claro, esto es como el Watergate, si salen pruebas contundentes, tendrían que hacerse a un lado, o la opinión pública caería sobre ellos, y peligraría la reelección de cada representante.

Fuente: Un estudio de Natixis en el que nos estamos apoyando para escribir este artículo, donde aparecen numerosos datos al respecto.

Según este estudio, si fuera cesado, el futuro presidente en principio sería el vicepresidente actual, es decir Mike Pence, pero podría darse el caso de que el dimitiera por su afinidad con Trump, entonces el puesto sería para el representante en el Congreso Paul Ryan.

Bien, lo primero que tenemos que pensar es que ambos son republicanos como Trump, y por tanto en principio, lo que afecta a los mercados de todo este lío más, que es el retraso o la anulación de las medidas económicas anunciadas no tienen por qué verse liquidadas.

Según Natixis, ambos candidatos están a favor de la reforma fiscal, ojo con esto, luego podrían seguir con la misma. Ambos están bastante menos a favor de la política de emigración de Trump y de comercio exterior. También bueno para los mercados, porque Trump en este campo le daba miedo al mercado. Y por último Pence está menos dispuesto que Trump al famoso programa de gasto público de Trump, de 1 billón de dólares, lo que sería poco favorable para los sectores de materiales básicos, y en general malo para los mercados.

Este párrafo último creo que es muy importante. Si se fuera Trump, incluso el mercado podría pensar por tanto, que mejor, porque se quedan políticos no tan extremistas, a favor de las medidas anunciadas por el, aunque lo del gasto público podría ser menor lo que afectaría a muchos sectores negativamente.

Sigo con el estudio de Natixis. Opinan y estamos de acuerdo con ellos que lo que sí que está claro, es que con todo este escándalo las posibilidades de que la reforma fiscal salga adelante son nulas este año, y habría que dejarlo para el año que viene, con un peligro. Ojo con las elecciones midterm, porque podrían decir no hacemos nada hasta entonces, y se podría dar el caso de que en esas elecciones perdieran representantes los republicanos y entonces si que se lía todo.

Como ven un escenario, endiabladamente complicado, que va a requerir que estemos muy prestos a un análisis concienzudo, según como vayan las cosas. No va a ser nada fácil, predecir el mercado, sin tener en cuenta todos estos factores.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral pero la actividad ha descendido un poco.

Los mercados europeos siguen notando una reversión de las correlaciones aparecidas con la llegada de Donald Trump al poder

Recuerden que en el momento que Donald Trump llegó al poder el mercado se disparó al alza pensando en la realización de las promesas electorales que iban desde una nueva ley de sanidad hasta una rebaja fiscal pasando por un ingente programa de inversiones en infraestructuras.

Lo anterior disparó las correlaciones buscando la reflación, lo que se tradujo en más apoyo para las subidas de tipos de interés, incremento de las rentabilidades, subida también de los tipos hipotecarios, mayor espacio para márgenes en el sector bancario, mayor crecimiento económico, etcétera.

Sin embargo, llegaron los primeros problemas porque la presidencia de un país no es lo mismo que la propiedad de una empresa, hay muchos más mecanismos y espacio para la diplomacia de lo que pueda parecer en un momento, así que las promesas de Trump empezaron a retrasarse cada vez más.

Bajo la base de lo anterior, empezaron a aparecer las investigaciones sobre su relación con Rusia y la intervención de este país dentro de las elecciones norteamericanas que no cesa de ser investigado.

Ayer ya sufrimos en las carnes de los mercados financieros de todo el planeta, un paso atrás en las correlaciones anteriores, por lo que el sector bancario ha sido uno de los más dañados, hemos tenido bajada de rentabilidades en todas partes, aumento de la demanda de los activos de seguridad y parece que hoy estamos yendo por el mismo camino.

Nada más comenzar la sesión hubo un intento de rebote pero en cuanto han aparecido informaciones acerca de más pruebas de la relación entre Donald Trump y Vladimir Putin, el mercado ha vuelto a hacerse a la idea otra vez de que es muy probable que este presidente no acabe la legislatura, por lo que se pondría en un interrogante enorme sobre todos los proyectos que deberían ser favorecedores de crecimiento. Por lo tanto, lo que ha descontado el mercado tras las elecciones de Estados Unidos, está pendiente de un hilo.

En concreto han sido informaciones sacadas a la luz por parte de la agencia Reuters hablando de contactos desde la campaña de Donald Trump con funcionarios rusos y demás personas con contacto directo con el Kremlin, así que aumenta la sensación de que sí hay algún tipo de interés por parte de Rusia de que Donald Trump alcanzase la presidencia de los Estados Unidos.

En estos momentos todos los súper sectores de Europa están en negativo y tenemos descensos en la mayoría de ellos superiores al -1%, con el de automoción y recambios -1,82%, los bancos -1,67%, recursos básicos -1,4%, servicios financieros -1,45%, industrial -1,17%, aseguradoras -1,07%, petroleras -1,3%, tecnológicas -1,33%, telecomunicaciones -1,18%.

A todo lo anterior hay que añadir algunos factores importantes como por ejemplo la multa de la Comisión Europea a Facebook, lo que deja tocado sector tecnológico; la demanda de la Comisión Europea a Fiat por el escándalo de las emisiones, que está haciendo que el valor caiga -6% y dañe al sector de automoción…

Además, hemos tenido una subasta en España a medio y largo plazo en donde hemos tenido en general descenso de los tipos de interés, por lo que queda bastante lejos la sensación de que en junio vamos a tener un cambio de tono, aunque miembros del BCE han dicho que en la reunión de junio habrá que empezar a pensar qué es lo que se puede hacer aunque no se ven subida de tipos de interés hasta que termine el programa cuantitativo y ellos ya han dicho que el programa tiene que terminarse en la fecha anunciada para que los efectos sean los que se han diseñado.

Theresa May avisa a navegantes sobre la salida de la Unión Europea

Vuelve a intentar animar a sus parroquianos diciendo que los próximos cinco años estarán entre los más difíciles de toda su historia. Si ellos fracasan en la salida de la Unión Europea habrá consecuencias muy graves. El reto principal que afrontan es negociar el mejor acuerdo que se pueda en Europa. Habrá decisiones difíciles y penalizaciones en todo el camino. Deben aceptar esta oportunidad para crear una gran meritocracia en Gran Bretaña.

Empiezan las promesas electorales en la campaña electoral de Reino Unido

Theresa May dice que quiere que los intereses de los empleados estén representados en la cúpula directiva. Quiere cambiar la ley para asegurarse de que las compañías cotizadas tengan que nominar a un director de la fuerza laboral y crear formalmente un Consejo de los empleados. Además también quiere legislar para que los paquetes de paga de los ejecutivos estén sujetos a voto anual por los accionistas. También se verán obligadas las empresas cotizadas a publicar el ratio de la paga de los ejecutivos con respecto al pago de la fuerza laboral de Reino Unido. Además las empresas estarán obligadas a explicar mejor cuáles son las políticas de pago de la empresa.

Miembros del BCE ya piden que en junio se haga una nueva valoración de la situación

Vasiliauskas ha comentado a la prensa que en junio se debe hablar del equilibrio de la valoración de riesgos y relajación de la postura hasta el momento. Dice que ninguna postura es inamovible, pero no de una subida de tipos antes de que termine el programa cuantitativo.

Considera que cualquier reducción de los estímulos debe ser gradual y que si hay una confirmación en los datos de una evolución positiva de los acontecimientos, no se debería llevar el programa cuantitativo más allá de este año. Remarca que el BCE debe seguir siendo predecible.

Los resultados de la subasta de España de hoy:

El tesoro español coloca a 2020 cerca de 1622 millones de euros a un tipo marginal que se mete en negativo a -0,125% desde 0,613%, como vemos una fuerte rebaja.

2024, se colocan 696 millones de euros con un tipo que también se reduce desde 1,166% a 0,787%.

A 2026, se colocan 1263 millones de euros con un incremento de rentabilidad que pasa del 1,052% al 1,374%.

A 2027 se colocan 1193 millones de euros con una rentabilidad que desciende del 1,701% al 1,563%.

Los resultados empresariales destacados hoy en Europa:

- Royal Mail ha presentado unos resultados de su año fiscal 2017 con un incremento de beneficio antes de impuestos del 25% hasta los 325 millones de libras.

Las ventas alcanzan los 9780 millones de libras y representa un incremento del 1%.

El dividendo final es de 15,6p, así que el total sube de 22,1p a 23p.

- Burberry presentó un beneficio de todo el año antes de impuestos de 394,8 millones de libras, bajando desde los 415,6 millones del año anterior.

Con respecto a las ventas, lo contrario, suben hasta los 2727 millones de libras desde los 2510 del año pasado. Aquí, como nos podemos imaginar, la debilidad de la libra ha tenido mucho que ver.

El dividendo total subió un 5% con respecto al año pasado hasta colocarse en 38,9p.

- Merck KGaA ha presentado unos beneficios netos trimestrales de 521 millones de euros, bajando desde los 591 del mismo período del año pasado y peor de lo esperado que eran 540. El EBITDA sube hasta los 1200 millones de euros, un incremento del 14,5%.

Las ventas alcanzan los 3900 millones de euros, una subida del 5,3%, también ayudados, como en otras ocasiones y empresas, por movimientos en las divisas.

Con respecto a las previsiones para el año en curso, el EBITDA ajustado esperan que ronde los 4500 millones de euros, 100 millones arriba, 100 millones abajo. Para las ventas, rondará los 15.000 quintos millones de euros.

Los resultados empresariales destacados hoy en EEUU:

- WalMart presenta unos resultados con unos beneficios por acción del primer trimestre de 1 dólar, mejor de lo esperado que eran 0,96 $ y con una subida del 2% con respecto al año pasado.

Las ventas se incrementan en un 1,4% hasta alcanzar los 117.500 millones de dólares, con las ventas en centros con más de un año con un incremento también del 1,4%. Sin embargo, las cifras generales están 300 millones por debajo de lo esperado.

- Cisco presentó ayer unos resultados  trimestrales con unos beneficios de 0,5 $, subiendo desde los 0,46 $ del año pasado y ajustados son 0,6 $, por encima de los 0,53 $ esperados.

Las ventas bajan hasta los 11.940 millones de dólares, un ligero descenso de -0,5%.

Los datos de Europa de hoy:

Francia:

Tasa de desempleo de Francia el primer trimestre desciende desde el 10% hasta el 9,6%. Esta tasa  no se veía desde 2012 y dejamos bastante atrás los máximos alcanzados desde 2008 en el 10,5%.

Reino Unido:

Ventas minoristas de Reino Unido del mes de abril se dan drásticamente la vuelta  pasando de -1,4% a un crecimiento del 2,3%, muy por encima del 1% de subida esperado.

En la interanual también mejoran las cosas pues pasamos de un crecimiento del 2% a otro del 4%, por encima del 2,1% esperado. Buen dato para la libre para la economía.

Los datos de EEUU de hoy:

- Paro semanal de Estados Unidos de la semana que termina el 13 de mayo quedan en 232.000, bajando desde los 236.000 anteriores y mucho mejor de lo esperado que era subir a 240.000.

La media de cuatro semanas baja a 240.750 desde 243.500.

El total de perceptores baja de 1,92 millones a 1,89.

Como podemos ver, seguimos en cifras bajísimas y eso sigue hablando de forma positiva del mercado laboral, apoyando la intención de la reserva de Federal de subir los tipos de interés y deja un sabor agridulce al mercado porque parece que nos podemos quedar sin el apoyo de las medidas de Donald Trump. Positivo para el dólar y negativo para los bonos.

- Índice de condiciones de negocio de la Reserva Federal de Filadelfia en el mes de mayo nos deja una lectura de 38,8, subiendo desde el 22 anterior y muchísimo mejor de lo esperado que era bajar a 19,5.

El índice de nuevos pedidos, indicador de medio plazo, da un pequeño paso atrás pasando de 27,4 a 25,4.

El índice de precios pagados desciende de 33,7 a 24,2.

El índice de empleo también rebaja su altura pasando de 19,9 a 17,3.

El índice de gastos de capital a seis meses también desciende a 32,6 desde 36,5 y las condiciones de negocio a seis meses rebajando fuertemente su lectura pasando de 45,4 a 34,8.

Lectura confusa la que nos ofrece este indicador, porque tenemos empeoramiento en todos los indicadores de medio plazo aunque la General haya subido, lo que deja a la cifra prácticamente neutral porque visto lo que puede pasar con Donald Trump, el empeoramiento de las cosas a seis meses es lo que debemos tener en cuenta. Dato negativo para el mercado, negativo para el dólar y positivo para los bonos.

- Indicadores adelantados de la Conference Board del mes de abril mejora 0,3%, ligeramente peor de lo esperado que eran 0,4%.

Resumiendo la sesión: nuevo día de problemas en Europa con los ojos puestos en la situación política de Estados Unidos que nos salpica a través de una cotización del euro que es desfavorable para las exportadoras, y eso que el BCE todavía no ha girado su política monetaria. En Estados Unidos se intentado un rebote que ha sacado a Europa de los mínimos de la sesión.