Día negativo en Europa por miedo a que el proyecto de infraestructuras y la rebaja fiscal en Estados Unidos corra la misma suerte que la ley de sanidad que no ha podido eliminar a la de Barack Obama. La contrapartida la hemos obtenido por los buenos datos de confianza empresarial en Alemania que se unen a otros datos que apuntan a más crecimiento en la zona euro.
 
Sesión en Europa que acaba en negativo en donde hemos tenido una clara lucha entre dos factores:
 
El primero de todos ellos, el más visible, la decepción que se ha llevado el mercado al ver que la reforma sanitaria de Donald Trump no ha salido adelante por un conflicto con el ala más radical de su propio partido, lo que ha desesperado al mercado mostrando que cabe la posibilidad de que los dos proyectos más esperados, el infraestructuras y el de rebaja fiscal, podrían llegar más tarde de lo esperado y retrasar su impacto en la economía, e incluso no llegar de la misma forma o simplemente no llegar.
 
Los puntos más destacados de influencia en el mercado del factor anterior, el dólar se ha debilitado en todas partes, haciendo que el euro y el yen ganasen potencia, las mineras han tenido problemas al ver que el cobre descendía más del 1% y todo porque flaqueaba ese proyecto de infraestructuras.
 
El dólar, al empezar a descender, ha mostrado a los bancos que el entorno de apoyo a sus márgenes puede no ser tanto como se ha descontado, así que el sector bancario termina negativo y ha sido uno de los peores de Wall Street.
 
El segundo factor, el positivo y el que nos ha ayudado a alejarnos algo de los mínimos de la sesión, es el dato de confianza empresarial de Alemania IFO, que en vez de dar un ligero paso atrás, ha quedado mejor de lo esperado y subiendo, lo que se une a los datos de los índices de directores de compra que también han mejorado más de lo esperado, las palabras de la semana pasada del Banco Central Europeo diciendo que espera más crecimiento en el primer trimestre, y además los comentarios de hoy de personas relevantes del Consejo de Gobierno diciendo que ya hay que empezar a mentalizarse y preparar el final de los estímulos, aunque en el corto plazo todavía son importantes para poder sostener tanto la inflación como la mejora económica.
 
En el corto plazo los soportes siguen aguantando y podemos focalizarlo todo en esa combinación de los máximos de enero de este año junto con la media de 50 sesiones con nocturno del futuro del Eurostoxx 50.
 
Veamos la crónica de la sesión al completo:
 
Pues comenzábamos la semana mal. La pasada la terminamos pendientes de la votación de la nueva ley de sanidad creada para sustituir a la de Obama pero no pudo ser. Su presentación se retiró al carecer de apoyos para sacarla adelante, pero lo peor es que la falta de los mismos vino desde el sector republicano, el enemigo en casa.
 
Ahora todo el mercado está dando vueltas al asunto para intentar saber qué puede significar esto para las alturas alcanzadas hasta el momento. Recordemos que hemos tenido un disparo alcista que tuvo lugar justo después de las elecciones de Estados Unidos, por lo que mucho de lo obtenido hasta el momento está basado en la esperanza de lo que Donald Trump podía sacar adelante.
 
Las conclusiones a las que se llega de forma general son:
 
- La economía sigue a buen ritmo y eso es un cierto apoyo.
 
- La Reserva Federal sigue fijándose en la economía pero piensan que las medidas de Donald Trump pueden quitarles responsabilidad, pero si no aparecen en el momento adecuado, la Fed volverá otra vez a tomar protagonismo.
 
- La retirada de la ley de sanidad muestra que hay problemas dentro del partido republicano para gobernar, lo que hace temer que estos problemas también se extiendan tanto al programa de inversiones como la reforma fiscal. La cuestión es que si estos programas ya están llegando un poco tarde, a esta tardanza en la presentación se le puede unir una tardanza en la aprobación, haciendo que aparezca demasiado lejos el efecto real en la economía, lo que puede desmotivar al mercado al quedar sobre la economía el efecto de las subidas de tipos de interés sin nada que pueda contrarrestarlas.
 
- Sin embargo, los hay que piensan que esos dos programas estrella pueden salir reforzados, ya que puede haber consciencia de que hay que sacarlos adelante para sostener a la Casa Blanca, lo que puede hacer más fácil llegar a un acuerdo para su aprobación.
 
Por todas las incertidumbres anteriores, lo que tenemos en la apertura es un giro bajista del mercado bastante importante por la decepción general, pero es que en Europa tenemos otro problema, y es que el dólar está teniendo bajadas fuertes en todos los cruces y eso está haciendo que el euro rompa contra el billete verde los máximos del año y se esté acercando a la peligrosa media de 200 sesiones que está bajista, por lo que podemos tener en breve un movimiento de calado que daña las exportadoras de la economía de la zona euro.
 
eurusd

 
Otro factor importante para la inflación, el precio del crudo, sigue teniendo problemas, pues no conseguimos superar la zona de los 48 $ y encima el recuento de instalaciones petrolíferas creado por Baker Hughes sigue subiendo. Como es comprensible, el mercado está muy pendiente de ver si hay reacción por parte de la OPEP porque se van a poner a revisar los términos del acuerdo.
 
Las amenazas que tienen los activos del riesgo que vienen desde Estados Unidos, están haciendo que la deuda segura de Alemania gane algo de apoyo, por lo que las figuras bajistas de largo plazo en gráficos de meses están intentando retroceder algo.
 
Un sector que puede tener movimiento sale las aerolíneas porque informaciones acerca de que podría haber una fusión entre American Airlines y China Southern Airlines.
 
En el frente macroeconómico tenemos:
 
10h00: Encuesta de sentimiento económico ifo de Alemania
 
10h00: Préstamos del sector privado de la zona euro
 
11h00: M3 de la zona euro
 
Los mercados europeos están lidiando entre la incertidumbre que viene de Estados Unidos y un ligero incremento de la confianza en la economía de la zona euro.
 
Hoy nos hemos levantado con el pie izquierdo en Europa, dando extensión a todos los pensamientos negativos que se han estado generando durante el fin de semana por ese revés importante que ha tenido Donald Trump en la presentación de su reforma de la ley sanitaria.
 
Recuerden que desde el principio, de que Donald Trump se hiciera cargo de la Casa Blanca, hemos estado viviendo sobre dos conceptos: el primero de ellos es la esperanza de que puede hacer realidad todo lo que ha prometido en la campaña electoral, y el segundo son las muestras que ha dado poco a poco de que es verdad que pone la firma a dichas propuestas.
 
Por lo tanto, el mercado se disparó desde noviembre pensando en que iba hacer realidad todo lo que había propuesto, pero siempre nos hemos tomado un cierto respiro cuando llegaba una oportunidad en donde Trump tenía que poner la firma a una promesa. Cuando esas promesas se han hecho realidad, el mercado ha ganado confianza y generado más alzas, pero lo que pasó el viernes es muy importante.
 
La ley de sanidad de Barack Obama fue uno de los puntos más criticados por los republicanos en la legislatura pasada porque daba cobertura a muchísimas personas pero base de encarecer algunos seguros al resto de clientes. Por lo tanto, una de las propuestas era tirarla para ser sustituida por otra. Sin embargo, dicha sustitución no pudo tener lugar porque el ala más radical de los republicanos no dio apoyo al presidente. Esto hizo que se tuviese que retirar la propuesta y ha generado dudas en los mercados porque si Trump no tiene el total apoyo de su partido, pueden retrasarse demasiado esas dos medidas tan esperadas de la inversión en infraestructuras y la rebaja fiscal.
 
Ahora tenemos dos opciones encima de la mesa:
 
- La inestabilidad política va a retrasar todavía más la aprobación del plan de infraestructuras y también la rebaja fiscal. Recuerden que ya están tardando mucho y todavía no tenemos certezas sobre dicho plan. Dicen que van a intentar tenerlas preparadas para antes de las vacaciones del Congreso, pero probablemente, tal como ya han reconocido, los efectos de la economía se retrasen un año.
 
- Que el partido republicano tome nota de lo que ha pasado esta semana, se pongan nerviosos por la imagen que están dando, y se unan todos sin fisuras para aprobar cuanto antes las dos medidas estrella, lo que sería muy bueno para el mercado.
 
Mientras esperamos a saber cuál de las dos opciones es la que aparece, el mercado ha tomado cierta distancia.
 
La apertura en Europa ha sido bajista y los futuros sobre inicies norteamericanos también están en rojo. Lo que estamos viendo es un cierto paso atrás en las correlaciones establecidas desde las elecciones de Estados Unidos.
 
En estos momentos en Europa a la gran mayoría de los súper sectores están en negativo y simplemente hay que ver quiénes son los que más problemas están teniendo:
 
El súper sector de recursos básicos es el peor del día con un descenso de -2,14% porque si hay problemas o incertidumbre acerca de que pueda ser una realidad el plan de inversión en infraestructuras, la demanda de las materias primas no va ser tanto como se descontaba y por eso las mineras no van a tener tanta actividad, algo de esto se está viendo perfectamente en el mercado de materias primas porque el cobre es el metal más dañado con un descenso de -1,71%, otra vez por debajo de los 2,6 $.
 
El súper sector bancario está descendiendo -1,2%, algo natural, ya que si no hay rebaja fiscal y tampoco plan de inversión en infraestructuras, no tenemos un verdadero empuje para el crecimiento y eso hace que el crecimiento de la inflación pueda no ser tanto, lo que no apoya de forma tan abierta la subida de tipos de interés, así que los márgenes y el beneficio que viene el incremento de actividad económica, puede no ser tanto como estaba descontado.
 
Exactamente basado en lo mismo, el súper sector de aseguradoras está descendiendo -0,73%.
 
La verdad es que la desilusión está en todas partes pero hay uno en especial que no está tan dañado como el resto, porque el súper sector te utilities esta solo bajando -0,02%, lo que confirma que hay una especie de giro en las correlaciones, porque si un aumento fuerte de las subidas de los tipos de interés y del crecimiento económico hacen menos apetecible la estabilidad del dividendo de este sector, tenemos lo contrario hoy, lo que apoya esa visión de lo que está pasando ahora mismo.
 
Más apoyos en otros mercados a lo que está pasando, los tenemos en el mercado de divisas. El dólar está teniendo un revés bastante importante pues contra el yen está cayendo cerca de -1% y además contra el euro está perdiendo mucho pues el par está subiendo 0,68% y se acerca otra vez a la media de 200 sesiones mientras va buscando poco a poco la sobrecompra.
 
Siguiendo el mismo hilo que los bancos, menos impulso al crecimiento, menos crecimiento económico, menos inversiones, debilitan al dólar, por lo que se refuerzan el resto de monedas.
 
Como punto positivo, hay que decir que estamos lejos de los mínimos de la sesión porque la sobreventa en gráficos de muy corto plazo ha encontrado un inesperado aliado en encuestas de sentimiento empresarial en Alemania. El famoso IFO se esperaba mucho más tranquilo y en algunas lecturas con un ligero retroceso, pero sorprendido a todos con unas cifras superiores a lo esperado y en crecimiento con respecto a las del mes anterior, por lo que tenemos una mejora del sentimiento que coincide con también una fuerte mejora en los índices de directores de compra tanto de la zona euro como de países importantes, así que todo apunta a un mayor apuntalamiento del crecimiento en la zona euro.
 
Sin embargo, ver que el euro se refuerza no sólo por la debilidad del dólar, sino por una mayor confianza en la economía, es un punto negativo para las exportadoras, así que el índice alemán no está recortando las pérdidas tanto como el resto, algo que nos mantiene la alerta porque puede ser un lastre bastante importante. Recordemos también que estamos metidos en un momento en donde el diferencial entre el futuro del índice alemán y el español ha girado a favor del español, por lo que hay un punto negativo para Alemania que también hay que tener en cuenta.
 
Por otro lado, ya hemos dejado atrás la semana que históricamente es débil por ser la posterior al vencimiento trimestral de derivados, así que ya tenemos una situación en donde el mercado tiene fuerza suficiente como para poder evaluar y valorar todo lo que pase a nuestro alrededor, así que si aparece debilidad esta semana con el revés que ha tenido la Casa Blanca, no debemos quitar ojo de lo que pase de ahora en adelante.
 
El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo ligeramente vendedor, por lo que se mantiene sin cambios la presión bajista sobre el mercado por lo menos por este factor.
 
Recuento de instalaciones petrolíferas en activo realizado por Baker Hughes. Nueva subida
 
Fíjense en las cifras generales que tienen en la siguiente tabla. Tenemos nuevo incremento de 20 instalaciones nuevas que lleva la diferencia con respecto al mismo período del año anterior a 345. No cesa el pulso de Estados Unidos hacia la OPEP llora la pelota está en la organización, así que todo el mundo está muy pendiente de ver cuál es el siguiente paso pues Estados Unidos está consiguiendo que el precio del crudo no alcance esa zona objetivo de los 60 $ por barril.
 
AreaLast CountCountChange from Prior CountDate of Prior CountChange from Last YearDate of Last Year's Count
U.S.24 March 2017809+2017 March 2017+34525 March 2016
Canada24 March 2017185-9117 March 2017+13025 March 2016
InternationalFebruary 2017941+8January 2017-77February 2016

 
Si ahora miramos la tabla donde se muestran los datos de Estados Unidos más específicos, podemos ver que las instalaciones que se dedican exclusivamente al crudo son también peores que la cifra general, es decir, tenemos un incremento del 21 y la cifra con respecto al año pasado esta ya en 372.
 
U.S. Breakout InformationThis Week+/-Last Week+/-Year Ago
      
Oil65221631280372
Gas155-21576392
Miscellaneous21120
      
Directional58-361652
Horizontal67315658314359
Vertical788702553

La OPEP se pone nerviosa con EEUU y algunos miembros piden acciones inmediatas
 
Vista la escalada de la producción en Estados Unidos y el aumento de la reservas, algunos miembros de la OPEP se están poniendo muy nerviosos porque ven que su acuerdo no funciona. Además, existe el peligro de que la producción de Estados Unidos esté mordiendo cuota de mercado a todos los de la organización del petróleo y además de los países fuera de ella que se han unido al recorte de producción.
 
Ya sabemos que todo el mundo está muy pendiente de cuál puede ser el siguiente paso, entre los que se encuentra una extensión en longitud del acuerdo de reducción de la producción, un aumento de la reducción, y la última posibilidad es la de que todo el mundo se sienta amenazado y por su cuenta busque aumentar la producción para recuperar cuota de mercado.
 
Lo cierto es que todavía hay espacio para que se cumpla más a rajatabla el acuerdo de reducción de la producción y así se ha expresado el ministro del crudo de Kuwait, que dice que todavía se debe hacer más y seguir presionando para alcanzar las cifras prometidas de recortes, aunque las dudas de que sea suficiente crecen cada día de la mano de Estados Unidos.
 
El Banco de Inglaterra ve una situación complicada y va a someter a pruebas de esfuerzos a los bancos
 
La situación es compleja así que el Banco de Inglaterra quiere asegurarse de que si los bancos tienen que hacer un ajuste repentino de su modelo de negocio, no exista contagio, o por lo menos evitarlo en el caso de que existiese.
 
Va a supervisar los planes de contingencia de los bancos para poder manejar todas las posibilidades de consecuencias de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.
 
Por ahora, el nivel general de riesgo hacia la estabilidad financiera de Reino Unido no ha cambiado de forma amplia desde que se reunieran en noviembre.
 
Van a poner en marcha una revisión de la calidad del crédito de los préstamos nuevos al consumidor que se están dando ahora mismo.
 
Las pruebas de esfuerzo de este año considerarán dos escenarios, uno de corto plazo y otro de largo plazo. El de corto plazo es un escenario cíclico es parecido al de 2016 e intentarán tener en cuenta mayores problemas en China.
 
Además, la prueba de esfuerzo se centrará en un incremento de las presiones en los beneficios de los bancos.
 
El BCE debería prepararse para una eventual finalización de los estímulos… Y lo dicen desde el BCE
 
El miembro de la cúpula ejecutiva, Sabine Lautenschaeger, hablado en una entrevista en la CNC en donde dice que es prematuro que el BCE se ponga a hablar ahora de un cambio en su política monetaria pero que hay que ir haciendo camino y se deberían empezar con los preparativos para una eventual salida y cierre de los estímulos extraordinarios.
 
Recuerden que la semana pasada el BCE esperaba un crecimiento más sólido en el primer trimestre, hoy hemos tenido la confianza empresarial en Alemania mejor de lo esperado y además los indicadores de directores de compra también apuntan a crecimiento sólido, así que el BCE espera unos datos cada vez mejores en los próximos trimestres, lo que apoya que ya hay que prepararse para un cambio de tercio.
 
Praet (del BCE), intenta compensar algo los comentarios de Lautenschaeger.
 
Praet dicen que confían en que la actual expansión económica seguirá afirmándose y ampliando. Sin embargo, en el último repunte de la inflación, reconoce que deben ver más allá de las cifras generales.
 
Intentando compensar los comentarios de Lautenschaeger, dice que todavía es necesario un grado  sustancial de acomodación monetaria. Sin ese soporte, el progreso hacia el ajuste sostenido que se puede ver en sus proyecciones, podría ser más lento o incluso desfallecer.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Alemania:
 
Clima empresarial del Instituto IFO de Alemania del mes de marzo sube de 111,1 a 112,3, mejor de lo esperado que era estar en 111 a secas.
 
La valoración actual mejora de 118,4 a 119,3, por encima del 118,3 esperado.
 
Las expectativas empresariales también mejoran de 104,2 a 105,7, superior a 104,3 esperado.
 
Buenas noticias para la economía alemana y además es que van en el mismo sentido que los indicadores de directores de compra, por lo que hay más apoyo para el crecimiento.
 
Eurozona:
 
Crecimiento de la M3 de la zona euro del mes de febrero nos deja un crecimiento interanual del 4,7%, un pequeño susto pues damos un paso atrás desde el crecimiento del 4,8% anterior y además es bastante peor de lo esperado que era aumentar hasta el 4,9%.
 
Resumiendo la sesión: día negativo en Europa por miedo a que el proyecto de infraestructuras y la rebaja fiscal en Estados Unidos corra la misma suerte que la ley de sanidad que no ha podido eliminar a la de Barack Obama. La contrapartida la hemos obtenido por los buenos datos de confianza empresarial en Alemania que se unen a otros datos que apuntan a más crecimiento en la zona euro.