Subfondos monetarios o de efectivo
en la categoría de Fondos
El objetivo de los subfondos de efectivo consiste en proporcionar a los inversores rentas periódicas relativamente elevadas mediante la gestión profesional, con especial atención a la seguridad del capital y a la liquidez, de carteras integradas por valores de deuda y otros activos autorizados por la ley, procedentes de diferentes áreas geográficas y denominados en distintas divisas.
Los activos de los subfondos de efectivo se componen, exclusivamente, de valores de deuda negociable que devenga intereses con vencimientos iniciales o residuales inferiores a doce meses, así como de instrumentos del mercado monetario con venciminetos iniciales o residuales inferiores a doce meses y en efectivo, en el marco de las restricciones legales. Dentro de los límites legales, los subfondos de efectivo pueden invertir en intrumentos del mercado monetario que se negocien regularmente.