Seguros de ahorro
en la categoría de Fondos
Son seguros de vida en los que la entidad con la que se realiza el contrato garantiza, a cambio de una prima, el pago de la prestación pactada en caso de que el asegurado viva al vencimiento de la póliza. Se diferencian de los seguros de vida riesgo en que estos últimos garantizan el cobro de la prestación económica en caso del fallecimiento del asegurado. En los seguros de ahorro suelen coincidir el asegurado y el beneficiario en la misma persona, algo que no puede ocurrir en los de vida riesgo.
La primera razón para contratar un seguro de ahorro es, precisamente, ahorrar. Pero las finalidades pueden ser distintas. La más común es servir de complemento para la pensión de jubilación de la Seguridad Social. También pueden garantizar los estudios futuros de los hijos o un capital para afrontar cualquier gasto previsto.
Los más conocidos son: los seguros de jubilación, los de ahorro infantil los ligados a fondos de inversión. Los primeros son seguros de vida mixtos, por lo que tienen una cobertura para el caso de supervivencia y otra para el caso de muerte. Los seguros de ahorro infantil garantizan la percepción de un capital en la fecha determinada más una participación en la rentabilidad de las inversiones. Los seguros ligados a fondos (unit linked) son seguros de vida cuya prima aportada por el tomador se invierte en una cartera de fondos de inversión. Dentro de la rama de seguros ahorro, los productos más novedosos son los planes de previsión asegurados, que entraron en funcionamiento el uno de enero de 2003 y cuyo destino principal también es completar las prestaciones por jubilación.
Palabras relacionadas: Clases de Fondos de Inversión