Fondos ventajas relativas
en la categoría de Fondos
Se dice que invertir en fondos es más caro porque hay que pagar la comisión de gestión, cosa que se ahorra usted si compra las acciones y bonos directamente. Sin embargo, en el caso de las acciones, los dividendos sufren una retención del 25 por ciento y tributan al marginal en su IRPF. Lo mismo ocurre con los intereses devengados por los bonos, aparte del hecho que invertir en ellos es caro y complicado cuando se trata de cantidades pequeñas. Haga sus cuentas consultando a su banco o agencia de valores y verá que, en general, la diferencia entre invertir directamente o a través de un fondo, si la hay, no es tan importante como pueda parecer a priori.
Al hablar de las ventajas de los fondos es común, también, hablar de diversificación, de beneficios fiscales, etc. Aún y siendo cierto, creemos que la ventaja principal es la de disponer de una gestión profesional, propia o externa, que no esté condicionada por los caprichos del mercado ni por requerimientos comerciales de bancos y gestoras (es aquí donde sólofondos puede ayudarle de forma clara)
Comparemos a continuación, de forma cualitativa, una inversión en dos casos distintos, el de un inversor conservador y el de un inversor agresivo/especulativo:
El inversor conservador podría optar por invertir directamente en varios valores de primera línea o en un fondo global. Para empezar, solo podrá invertir directamente con una razonable diversificación si el capital disponible es de cierta envergadura. Si existe capital suficiente, deberá enfrentarse a toda una serie de decisiones: invertir en bolsa española o a nivel global, ¿en qué acciones?, ¿en qué proporción?, ¿con qué frecuencia de cambios?, ¿con qué corretajes e impuestos?, etc. A menos que tenga usted un cierto grado de conocimiento y veteranía, no se lo aconsejamos. Un buen (y subrayamos lo de buen) fondo global le será mucho más fácil de escoger aunque, ciertamente, es menos divertido.
El inversor agresivo podría haber decidido en su día invertir en Terra. ¿No le hubiera ido mejor invertir en un fondo especializado con buen currículum respecto al Nasdaq, que los hay?. El morbo de especular lo hubiera tenido igual, y posiblemente con mejores (o no tan peores) beneficios, pero con menos riesgo.
Recuerde que cuando compra un fondo usted compra algo más que una simple cartera de valores, compra una gestión: el valor añadido está (o debería estar) aquí.