Capacidad Utilizada
en la categoría de Economía
Mide el nivel de capacidad de utilización en la industria (85%), empresas eléctricas (8%) y minería (7%). El mercado observa el grado de utilización de la capacidad total para discernir tendencias en la producción, en la actividad económica general, en las condiciones de las empresas manufactureras y en la inflación. Niveles bajos de capacidad utilizada (menores o iguales al 70% y 80%), indican tendencia a la recesión.
La capacidad utilizada es una medida de lo cerca que está el sector manufacturero de la nación de funcionar a plena capacidad. Formalmente es el ratio del índice de producción industrial dividido por el índice de plena capacidad. La FED entiende por “plena capacidad”, a la capacidad práctica sostenible, ó “el nivel más grande de producción que una planta puede mantener dentro del marco de un plan de trabajo realístico, teniendo en cuenta el tiempo de inactividad normal y asumiendo una disponibilidad suficiente de las entradas a fin de operar la maquinaria y el equipo instalados”.
El dato de plena capacidad anual deriva a través de un proceso complejo que implica datos reales, obtenidos a partir de encuestas.
En momentos de fortaleza de la demanda y el comercio, las fábricas tienden a aumentar su producción y producen a tasas próximas a su capacidad máxima. El inconveniente de esta situación es que esas tasas de producción más elevadas tienden a alimentar la inflación.
Frecuencia: Se publica la segunda semana de mes siguiente al estudio y tiene una periodicidad mensual.
Fuente: Federal Reserve Board
Interpretación. Niveles superiores a 83 se consideran como de plena capacidad y puede significar la existencia de tensiones, lo cual podría ser negativo para las bolsas. La Reserva Federal cree claramente que la capacidad utilizada sigue siendo un potente marcador de la inflación y vigila cuidadosamente este indicador.