Abanico de directrices
en la categoría de Análisis técnico
Se parte del supuesto de que la directriz ha sido rota en sentido estricto, es decir se ha producido una ruptura válida de dicha directriz.
En el caso de que la tendencia vigente fuera alcista, una vez rota la directriz las posibilidades son:
- que el valor retome la tendencia previa (crestas y valles crecientes)
- que el valor haya invertido su tendencia (crestas y valles descendientes)
Suponemos que la curva de precios del valor que se estudia continua evolucionando, despues de romperse su primera línea de tendenica, en la dirección del movimiento precedente. Puede definirse una línea de tendencia uniendo el primer valle de la directriz primitiva y el primer valle que se ha formado después de que los precios hubieran penetrado aquella línea de tendencia. En la mayoría de las ocasiones, una vez que se ha trazado la segunda directriz alcista, ("directriz abanicada"), la primera pasa a ejercer un papel de resistencia, y los avances de precio suelen frenarse al alcanzar el nivel de aquella: primera directriz.
Los precios continúan avanzando formando crestas y valles sucesivamente crecientes, hasta que en algún momento se produce la ruptura de la segunda directriz. Si a pesar de esta ruptura, la tendencia continua siendo alcista podrá trazarse una tercera línea de tendencia del mismo modo que se indicó para el caso de la segunda. Una vez definida la tercera directriz la segunda pasa a comportarse como resistencia. Cuando la curva de precios penetre la tercera línea de tendencia puede considerarse que se ha producido un cambio de tendencia.
Todo lo expuesto es válido en el caso de una tendencia bajista.
Palabras relacionadas: Punto j, Línea de velocidad, Línea directriz