Los beneficios obtenidos por la venta de acciones tributan como ganancias y pérdidas patrimoniales en la Declaración de la Renta. Al transmitir un título, se produce una plusvalía por la que tendrá que pagarse impuestos en el IRPF y que se integrará con el resto de las ganancias y pérdidas para tributar dentro de las rentas del ahorro.

Declaración de la Renta: las acciones tributan cuando se venden

Es importante recordar que en esta campaña de Declaración de la Renta 2019 sucede exactamente lo mismo que en años anteriores: solo se pagan impuesos por las acciones en el momento de su venta, es decir, hasta que los títulos no se venden no hay carga fiscal.

En el momento de la venta es cuando el contribuyente tendrá que determinar si hay o no ganancia patrimonial. Y para ello se tomará el precio de venta y se restará al precio de compra de las acciones, teniendo en cuenta que las comisiones se suman a la compra y se restan a la venta. Una vez se calcula el valor de transmisión y de adquisición deben incluirse en el borrador de la declaración de la renta.

Ejemplo:

  • Adquisición de 100 acciones de la compañía X con un precio de 5 euros y 10 euros de comisiones.
  • Venta de 100 acciones de la compañía X con un precio de 7 euros y 8 euros de comisiones
  • Valor de adquisición : 100*5+10= 510
  • Valor de transimisión: 100*7-8= 692
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

Cuando se adquiren acciones de la misma compañía en diferentes momentos y a diferentes precios, se debe aplicar la norma FIFO (First In, First Out) según la cual los primeros títulos que se transmiten son igualmente los primeros que se compraron.

Impuestos: las pérdidas en acciones se compensan con las ganancias

En la declaración de la Renta, las minusvalías en las transmisión de acciones se pueden compensar con las plusvalías, para rebajar la carga fiscal, durante cuatro años a contar desde el año que se generaron. No se pueden compensar minusvalías si se ha incumplido la regla de los dos meses. Esta norma estipula que para poder compesar las minusvalías generadas por la venta de acciones en la Declaración de la Renta deben transcurrir al menos dos meses entre la venta de los títulos y una nueva adquisición de los mismos valores.

Tributación de las acciones

Las acciones tributan en el IRPF en la base del ahorro, a un tipo que oscila entre el 19 y el 23%:

  • 19%, hasta 6.000 euros
  • 21%, entre 6.000 y 50.000 euros
  • 23%, a partir de 50.000 euros

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

Pide información