La velas de transición o también denominadas “Inside Day”, son formaciones que desarrolla el precio muy sencillas de detectar y cuyo objetivo radica en localizar “ruido de mercado”. Entendiendo por "ruido de mercado" información no relevante o con un impacto insignificante en el precio de cotización de un activo.
 
Figura de vela transitoria o Inside Day

Una vela de transición o “inside day” se caracteriza por registrar un rango (diferencia existente entre el máximo y el mínimo de una vela) inferior al rango de la vela inmediatamente anterior. Dicho de otro modo, el máximo registrado de una vela de transición debe ser menor al máximo de la vela previa y, por su parte, el mínimo debe ser mayor al mínimo registrado en la vela previa.

La presente formación, además de necesitar una dos velas comparables para su configuración, nos permite detectar cuando el mercado se encuentra en una fase neutral o a la espera, con el único propósito de consumir tiempo. Un rasgo característico de las velas transitorias deriva del comportamiento del volumen de negociación. Un “Inside Day” suele registrar un volumen de negociación menor al de la vela previa.
 
DAX en gráfico diario con volumen de negociación mostrando Inside Days
Curso on.line de Estrategias de Inversión

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

A tenor de lo estudiado, se muestra la cotización del índice DAX 30 a corto plazo: ¿Os parece importante la detección de velas transitorias o “Inside Days”?¿Qué factores pueden provocar la aparición de este tipo de velas en el precio?¿Existe alguna manera o indicador que nos permita adelantarnos al próximo movimiento tras una vela transitoria?¿Tiene el cuerpo de la vela transitoria mayor o menor repercusión dependiendo de cómo se configure?