La formación de vuelta en isla es una formación del precio cuya identificación nos advierte de un potencial cambio de tendencia. Se caracteriza por situar, de manera aislada, una o varias velas al final de una tendencia. Dicho “aislamiento” viene producido por dos huecos, el inicial al que denominamos “hueco de escape” y otro final que es el que confirma la figura, el “hueco de agotamiento”. (ver: “Los huecos en el precio”)
 
Figura de cambio de tendencia en forma de isla bajista
 
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
La vuelta en isla bajista se desarrolla al final de una tendencia alcista, siendo el hueco de escape consecuencia de un momento de euforia en el que la presión compradora empuja al alza con fuerza la cotización, euforia a la que se intenta dar continuidad pero que, al cabo de una o varias velas, cede para dar paso a un nuevo ajuste del precio con la intención de mitigar el exceso comprador previo.

Estamos a una figura no muy común pero a la que podemos dar un alto grado de fiabilidad y a la que podemos considerar como una pauta rápida en el tiempo, debido a que las velas que conforman la “isla” no suelen ser numerosas. En relación al volumen de negociación, éste debería ser alto en los huecos tanto de escape como de agotamiento, disminuyendo a lo largo de la duración de la formación de la “isla”.

Iberdrola en gráfico diario mostrando pautas de giro bajista en isla

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.


En el ejemplo anterior apreciamos dos formaciones de vuelta en isla bajista en la cotización de Iberdrola, en relación a dicho gráfico diario, exponemos las siguientes cuestiones para debatir: ¿Os parece válida la isla bajista más reciente?¿Qué objetivo bajista le daríais a la formación de ser válida?¿Qué otros indicadores utilizarías para detectar el agotamiento de la “isla”? Además de las expuestas, ¿presenta Iberdrola más formaciones como las estudiadas en el gráfico adjunto?