Esta semana analizaremos el comportamiento de los metales y del petróleo

Oro

En un plano diario:


El comportamiento desarrollado en los últimos meses desde los mínimos de 1.180 dólares, luce con una secuencia tendencial.

En primera instancia podemos asumir que el desarrollo de pisos que alcanzó el mercado en entorno a los 1.180 podría haber sido un punto de inflexión importante, a partir del cual la recuperación sería mayor. Podría proyectar un desarrollo del precio en los próximos meses hasta 1.480-1-500 dólares.

Todas las condiciones están dadas para que el proceso de corrección pueda extenderse en las próximas semanas buscando un objetivo a corto plazo inicial en la zona de 1.420-1.430, buscando la zona de máximos del mes agosto, o bien buscando los objetivos anteriores en la zona de 1.480-1500 dólares por onza.

Los niveles de resistencia que deberá superar se presentan en torno a la zona de 1.350 – 1-360 dólares. El quiebre de esta zona será el detonante que liberará el camino alcista del metal hasta los máximos de agosto y, finalmente, pueda conducir los precios hacia los objetivos que venimos proponiendo.

Bajo esta lectura técnica, los recortes serán considerados de carácter temporal con zona de soporte en la zona de 1.310 -1.290. Desde entonces el mercado debería estar preparado para retomar el alza.

Hoy por hoy sólo un quiebre de la zona de 1.290 dólares podría estar comprometiendo esta lectura alcista. (Ver: el oro en fase bajista)

Plata

En un marco temporal de corto plazo ha intentado iniciar un proceso de recuperación importante que ahora la coloca en valores cercanos a los 22 – 22,5 dólares. Una zona interesante desde el punto de vista de la resistencia.

Si observamos el desarrollo bajista de los últimos tiempos. El mercado ha venido respondiendo a una línea de tendencia interesante que actualmente estaría pasando por la zona de 23-23,30. Dólares. El quiebre alcista de esta zona será el principal escollo que ha de superar la plata para liberación de un movimiento de avance mucho más interesante.

Sin embargo, resulta interesante observar que el mercado comienza a responder a la lectura técnica alcista porque el recorte que observamos entre agosto y octubre realmente logró detenerse en el 61,8% de Fibonnacci del avance desarrollado previamente. El hecho de que el mercado reconozca estos niveles de soporte es un buen aliciente para pensar que la tendencia alcista habría quedado retomada.

Ahora esperamos la confirmación del quiebre del 23-23,50 dólares. Si ello ocurre es esperar que en los próximos meses tengamos un movimiento alcista buscando niveles de 26,5-27 dólares por onza.

Bajo esta lectura alcista, los recortes en el corto plazo serán considerados menores en niveles de soporte en la zona de 21,30-22 y creemos que desde ahí el mercado estaría en condiciones de retomar el alza y enfrentarse en el escollo de 22-22,5 dólares para liberar el movimiento al alza.

Petróleo
En el corto plazo vemos que el petróleo ha tenido un comportamiento de avance importante entre abril y agosto y desde entonces el mercado comenzó un proceso de recorte que se ha tornado mayor en las últimas sesiones colocando los precios por debajo de los 100 dólares para colocarse en la zona de 96-97 dólares por barril.

Desde el punto de vista técnico, la caída es interpretada como correctiva. Creemos que el mercado está recortando parcialmente el tramo de avance del pasado.

Si la lectura es correcta, es probable que la zona de 96-98 dólares sea un nivel de soporte importante a partir de donde los precios deberían intentar la reanudación alcista. En un primer momento sería parcial.
Por lo pronto, el mercado para poder fortalecer este análisis es necesario que la zona de 96-97 dólares que alcanzamos la semana pasada logre contener el proceso de caída para luego comenzar el proceso de recuperación que pueda llevarnos a la zona de 100-102 dólares. En esta zona hay una importante resistencia que el mercado deberá superar para llegar al momento de 104-106 dólares. Esta zona liberará el camino de avance del commodity a los máximos de 112 dólares y la zona clave de resistencia de medio plazo en torno a los 115 dólares.

Esta lectura se comprometería si el mercado logra agudizar su caída y termina perforando la zona de 96 dólares por barril. El quiebre de esta zona nos dirigiría a zonas del 92 dólares, aunque el escenario técnico de fondo sería más comprometido y podría llevar los precios a zona de 86-85 dólares, lo que comprometería el escenario ya comentado.

Esto sería todo por esta semana.
Que tengan buena semana de negocios.

Mi nombre es Rubén Ullúa. Pueden contactarme en twitter en @ullua