Rubén Ullúa, asesor y analista de Mercados Financieros, analiza la situación técnica de Netflix. 

Tras la fuerte corrección que sufrió el precio entre mediados de 2011 y 2012, comenzó un gran proceso de recuperación que se prolongó hasta septiembre de 2014, pasando de 52 dólares a 487. Desde septiembre del año pasado, el crecimiento de Netflix se ha desacelerado hasta 315 dólares, zona en la que la acción está intentando una nueva escalada alcista.

Este miércoles Netflix va a presentar resultados y en sus últimas presentaciones el valor ha mostrado una gran volatilidad. Actualmente el valor podría tener un escape alcista hasta los máximos en 486,50 dólares o, al menos, hasta los máximos de 2014, en los 489.20 dólares. Creemos que el valor podría haber hecho suelo en los mínimos de la semana pasada, entre el 38,2 y el 50% de Fibonacci del avance previo. Desde entonces ya encuentra fuerza para la salida alcista de los precios, lo que podría llevarle por encima de los máximos de 2014. La resistencia está en 454-456 dólares, que coincide con el 61,8% del recorte entre febrero y abril. El quiebre de esta zona podría liberar al precio hacia los máximos. Por ello, cualquier recorte debería contenerse en los 427-438 dólares. Sólo niveles por debajo de 437-426 dólares podría alertarnos de caídas hacia los 400 dólares.