Preciosa vela la que terminó dibujando el SP500 el viernes, que demuestra lo imprescindible que es el análisis técnico. Fue tocar la media exponencial de 200 sesiones y la base del canal bajista, y salir disparado hacia arriba, dejando un martillo de larga sombra inferior, que demuestra la fortaleza del soporte que comentábamos el viernes pasado: la zona de 1.040-1.050. El previsible rebote durante el inicio de esta semana, hacia la zona de 1.080, puede ser una buena ocasión para abrir cortos en esa zona.

SP500 diario



En cualquier caso, la tendencia a corto plazo sigue claramente bajista
, y el probable rebote hacia la parte alta del canal bajista será una nueva oportunidad para abrir cortos. Los indices están desarrollando la onda C dentro del esquema correctivo A-B-C, cuyo objetivo probable para el SP es la zona de 975 (fibo 161% de la onda A).

La zona amarilla marcada en el gráfico es el rango probable del índice  para esta semana.  La directriz bajista en naranja es muy importante, pues es la bajista principal desde los máximos de 2008: un refuerzo más para la zona de soporte del 1.040-1.050.  Pero este soporte solo aguantará unos días; la correción está en marcha y ya no se puede detener.

¿Por qué ha cambiado a bajista la tendencia a medio plazo?

Aparte de por sentido común (no se puede pasar del ‘fin del mundo’ del 2008 al ‘aquí no ha pasado nada’ del 2009), dos han sido los detonantes del cambio de tendencia:

1) La electoralista intención de Obama de frenar la especulación de los market-makers (Goldman, JPMorgan, etc…), junto con las restricciones de liquidez que la FED iniciará en Marzo. ‘The party is over’, la fiesta ha terminado, señores. Se acabó la financiación ilimitada de dólares al 0% de interés para especular e inflar los precios de los activos de riesgo. Ahora no les queda más remedio que desinvertir y desapalancar todo el emporio. Los músicos (los market-makers) se retiran, y el baile acaba. Así de simple.

2) La deuda mundial empieza a ser un problema. La hipoteca ha llegado al 100% del valor del inmueble y ya no se puede estirar más. Los chinos, japoneses, coreanos y rusos, que son los únicos que disponen de liquidez, han dicho ‘hasta aquí hemos llegado’: si quereis que mantengamos la ‘hipoteca’, nos debeis pagar mayor tipo de interés. También es así de simple. Todo ello está tensionando los tipos al alza, lo cual significa a su vez más drenaje de liquidez. Cuando la FED se vea forzada a hacer la primera subida de tipos (mucho más temprano de lo que la gente cree), los osos empezarán a descorchar las botellas de champán, porque ése es un proceso que ya no se detendrá en mucho tiempo.

Ya no hay marcha atrás. Puede que cuando se complete la correción A-B-C haya un rebote importante que devuelva al SP a la zona de 1.100, pero creemos que los máximos anuales de 1.150 ya están vistos. Como una pescadilla que se muerde la cola, los imprescindibles ajustes del déficit de los Estados, ante el endeudamiento alcanzado, supondrán una retirada de estímulos y una caida de la inversión pública. La imprescindible morfina que salvó la vida al comatoso enfermo inevitablemente debe ser retirada.

Así de simple. Y por tanto, el consejo para los inversores para el 2010 está claro: liquidez. Y para aquellos que quieran hacer una gestión activa de sus inversiones: cortos en bolsa (sobre todo en el Ibex), cortos en materias primas, cortos o neutrales en bonos (ante la subida de los tipos de interés), largos en el dólar… y en el oro.