Los dos activos han cedido grandes posiciones en las últimas fechas. ¿Cuál es la que presenta una mejor oportunidad para apostar a la baja próximamente?
Los caminos que han llevado en los mercados el oro y el petróleo han sido muy similares últimamente. Han desempeñado una senda bajista que muchos han aprovechado. Además, ha permitido que se sitúen en la mesa del debate cuando la bolsa de Nueva York se mueve en torno a máximos en movimientos sin un volumen excesivo.

Por ello parece que ahora el foco de atención se vuelve a centrar en el escenario sobre estas dos commodities. Hace unos meses esto era impensable. El oro pasaba de sobrevolar sus máximos de más de 1.900 dólares la onza hasta descender a los poco más de 1.150 en la actualidad, mientras que el barril de crudo Brent pasaba de los 115 dólares a la zona de los 78 dólares.

Así pues, la mayoría de los analistas explican que tanto por aspectos técnicos como por fundamentales estas dos materias primas seguirán cayendo de manera general. Pero lo que resulta más interesante conocer para el inversor es cuánto y cuál de los dos es el más atractivo para abrir posiciones cortas. O lo que es lo mismo, quién tiene más recorrido a la baja.

Empezando por el petróleo, como recientemente expuso Ed Yardeni, de Yardeni Research, en su blog personal, el desplome del Brent tiene relación directa con el autoabastecimiento por parte de Estados Unidos, además de la caída de la demanda global. “La burbuja del petróleo ya ha estallado”, llegaba a escribir con respecto a la caída tan abrupta que ha sufrido últimamente.

Histórico del Brent

Este mismo experto añadía que los precios en los que se está movimiento, por debajo de los 80 dólares, podrían “caer algo más” como en torno a los 70 dólares. No mucho más allá teniendo en cuenta la reacción de Arabia Saudí, que está dispuesta a bajar los precios dentro de lo que es la OPEP.

Precisamente ese argumento es el que destacaba Ricardo Comín, director de ventas para Iberia y Latinoamérica de Vontobel. En su última aparición en Estrategias de Inversión, aseguraba que “el precio en el que se está manejando el petróleo es correcto”, levemente por debajo “de los 80 dólares”

Por otra parte, hay expertos que son de la opinión de Yardeni. Uno de ellos es Jeffrey Gundlach, que el pasado mes de octubre se aventuró a decir que el crudo podría descender hasta “los 70 dólares”. Mientras que otro es Craig Johnson, analista técnico de Piper Jaffray, decía que el “gran soporte fijado en los 70 dólares, hace muy difícil que el activo perfore esa zona”

Gráfico del oro


En lo que respecta al oro para los analistas presenta una situación muy diferente. Lleva más de un año acumulado de descensos y la huída de los gestores e inversores como activo refugio hace presagiar a que siga descendiendo en los próximos meses.

Por ello expertos como David Seaburg, jefe de operaciones de ventas de Cowen, optaba por infraponderar al metal dorado. “Yo voy con el oro a cortos en el largo plazo”, afirmaba. “En última instancia, creo que la trayectoria para el oro se ha reducido, y yo creo que es el momento de ir a cortos(…) Un dólar más fuerte es negativo para los lingotes denominados en dólares ", aseveraba.


En esa línea también se encontraba la opinión de Todd Gordon, de Tradinganalysis.com, que decía literalmente que el oro “está en problemas”. Y va más allá, porque analizaba que debería hacer “un retroceso de al menos un 50%” que llevaría a la onza a niveles de los 700 dólares en base a la cotización actual.

Así, la débil demanda en India y China son dos de los factores por los que el metal precioso podría seguir ese recorrido tan a la baja, unido a que la fortaleza del dólar haga que el temor a la deflación esté en el horizonte. De esta manera, la mayor parte de los expertos los tienen claro: el oro es una opción más atractiva para apostar a la baja.