El valor  viene desarrollando un mercado bajista desde hace años y concretamente la reacción alcista terminó a finales del mes de octubre del año pasado. Desde entonces está volviendo a dejar máximos y mínimos decrecientes. Es hora de preguntarse si quiere hacer caso al dicho bursátil: Mas vale perder que más perder ¿? Yo  intentaría saltar del barco de cara a finales de esta semana aprovechando un posible rebote y sin excusas si pierde los mínimos del pasado 7 de mayo. ¡No se engañe con los dividendos, eso únicamente funciona en los mercados alcistas y ahora no es el caso!