Las caídas en los mercados bursátiles de las últimas sesiones han sido provocadas por una combinación de factores. Los inversores empiezan a preocuparse seriamente por el crecimiento de la Zona Euro y china, los riesgos geopolíticos y sobre los efectos de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Estos factores también han impulsado al índice del dólar hasta un máximo de cuatro años. Un índice que compara el valor del dólar en relación a una cesta de las divisas internacionales, calcula una media geométrica ponderada del precio del dólar frente al euro, el yen, la libra esterlina, dólar canadiense, corona sueca y el franco suizo. Este indicador marcó la semana pasada 11 cierres semanales alcistas consecutivos, algo que no ocurría desde 1.971. Hoy viernes, se publica en Estados Unidos un dato clave de cara al cierre semanal, es el dato macroeconómico de mayor impacto en los mercados financieros. La nóminas no agrícolas publicado por el Departamento de Trabajo de EE.UU. El mercado espera que los empleadores estadounidenses hayan contratado a 215.000 trabajadores durante el mes de septiembre, frente a los decepcionantes 142.000 del pasado mes de agosto.

Ayer, los índices de Wall Street lograron recuperar a cierre la mayor parte de las pérdidas de la sesión, el S&P 500 consiguió cerrar en el mismo nivel de la apertura, el Nasdaq 100 se anotó una ligera subida del +0,03%, mientras que el Dow Jones se dejaba un -0,02%. Un cierreclaramente alcista si tenemos en cuenta que las caídas llegaron a alcanzar el -2% de media durante la sesión.

Hasta el momento, las caídas no han perforado niveles relevantes de soporte. Los principales índices mundiales cotizan por encima de los mínimos marcados el pasado mes de agosto y si los datos macro acompañan durante la jornada de hoy, podríamos ver un cierre semanal que cambiaría el escenario bajista que tenemos en el corto plazo.

Standard & Poor 500
Mercado USA



Si observan el gráfico diario del mayor índice bursátil del mundo en la plataforma de ActivTrades, podrán comprobar cómo después de las fuertes caídas de esta semana todavía mantiene intacta su tendencia alcista. Mientras cotice por encima del mínimo de agosto situado en 1.900 puntos, no hay por qué pensar que se pueden producir correcciones de calado.
La media móvil de 200 sesiones esta justo en el nivel del comentado soporte, una referencia técnica de soporte dinámico que no se ha puesto a prueba desde 2012. En el gráfico diario este indicador sube de forma paralela a la línea de tendencia tal y cómo pueden comprobar, no ha sido puesto a prueba desde noviembre de 2012.

El Hammer que dibujó ayer su vela diaria, deja abierta la esperanza a un posible rebote en la jornada de hoy, si consigue marcar un cierre semanal por encima 1.960 puntos, podría retomar la senda alcista hasta en el más corto plazo.


David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades