Los índices bursátiles de todo el mundo, liderados por el Shanghai Composite Index, superaron las zonas de resistencia.

El tramo "3 meses - 10 años" de la curva de tipos dejó de estar invertido.

Los bancos centrales han optado por seguir inflando las burbujas porque no saben hacer otra cosa que no sea monetizar. Mientras el oro no supere el 1.400, seguirá la fiesta.

El descenso de la rentabilidad de los bonos había hecho creer a los inversores que la economía del mundo iba a entrar en recesión en 2019, pero el estímulo fiscal y monetario chino ha hecho que aparezcan unos brotes verdes que han llevado a los economístas a descartar la posibilidad de la economía entre en recesión en 2019 y 2020.

La actividad industrial en China y EEUU mejoró en marzo. Los inversores empiezan a considerar que el impulso fiscal y monetario chino puede conseguir una recuperación económica global, aunque no llegue a ser de la magnitud de las de 2009 y 2015.

El  Shanghai Composite Index comenzó la semana con una fuerte subida y también cerraron con alzas las bolsas de Japón y Corea del Sur. Europa reaccionó también con alzas y luego lo hizo EEUU.

El Shanghai Composite Index superó la resistencia de la zona 3.123, máximos del pasado 7 de marzo. Es un hecho que revela una fuerza al alza subyacente. Y vamos a considerar como escenario más probable que ahora se dirija a la zona de los 3.250.

El S&P 500 cerró por encima de los máximos del 21 de marzo.  Ahora bien, el S&P 500 se encuentra en una importante zona de resistencia que se extiende desde 2.875-2.942.

El NASDAQ 100 se encuentra justo en la resistencia de la zona 7.505.

Tras el movimiento del viernes y del lunes deberíamos esperar como escenario más probable que ambos índices sigan subiendo a corto plazo.

Ahora bien, lo que me llama la atención es que esto mismo lo piensa todo el mundo, justo en un momento en el que los indicadores de momento se encuentran en zona de “sobrecompra”. Por ese motivo, nos vamos a fijar en las primeras zonas de soporte significativas cuya perforación nos avisaría de un giro a la baja. En este sentido tomaremos como referencia el  2.830 para el S&P 500 y el 7.375 para el NASDAQ 100.

En cuanto al DAX Xetra consideraremos como escenario más probable que intente dirigirse a la zona de los 11.800. Y tomaremos como soporte significativo el 11.545.

El IBEX superó el 9.300 y ahora consideraremos como siguiente objetivo el 9.500 en tanto en cuanto se mantenga por encima de 9.250.