Inditex obtuvo un beneficio neto de 628 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), lo que supone un aumento del 68% respecto al mismo periodo del año anterior.