Tras una apertura muy volátil, el Ibex 35 abandona los números rojos y escala posiciones hasta los 9.742 puntos tras anotarse una subida del 0,63%.