El selectivo español dice adiós a los 10.500 puntos después de dejarse más de un 1,58%.