La aerolínea española no es de piedra y sufre, junto al resto del mercado, una penalización de más del 2% en su cotización. Una caída que le lleva a los 2.28 euros. Nivel clave que, según Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, en caso de perder significaría más debilidad en el valor.