Iberdrola ha lanzado una operación de intercambio de bonos por 750 millones de euros en los que ofrece a los actuales propietarios de bonos con vencimiento a 2011 y a 2013 cambiarlos por unos nuevos con plazo a 2020.