El hueco de apertura a la baja lleva al Ibex a mínimos de semana. Si consolida en la primera hora de negociación por debajo de 10.049 mejor quedarse fuera y aplazar los largos.


El rebote desde mínimos anuales se ha frenado. Ayer, el Futuro mini sobre el S&P 500 no consigue consolidar por encima del máximo de SEP15 situado en 2.011,75 y termina por ceder posiciones en una sesión de reducido volumen. A estas alturas, los principales índices asiáticos encadenan su segunda sesión consecutiva de caídas; el Nikkei 225 de Japón y el Shaghai Composite de China que son los que mayor debilidad presentan no han conseguido recuperar sus medias móviles simples de 40 sesiones en el impulso alcista que parte de mínimos anuales.

Futuro mini sobre S&P 500 en gráfico diario con Rango de amplitud en porcentaje, Estocástico y Volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


La dinámica bajista se extiende a la apertura europea y los principales índices abren con caídas que rondan el medio punto porcentual. El hueco de apertura a la baja lleva al Ibex 35 a establecerse en la zona de mínimos comprendida entre 10.065 y 10.049. Unos niveles que a muy corto plazo consideramos clave, pues aunque no dañen la estructura de rebote, la directriz alcista que parte de mínimos anuales se encuentra alejada, 9.731 / 9.717, como aproximación.

Ibex 35 en gráfico 60 minutos con MACD, Rango de amplitud en porcentaje, e histograma sobre volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


De esta manera, a muy corto plazo, si vemos que el precio consolida en la primera hora de la sesión por debajo de 10.049 nos encontraríamos más cómodos fuera de mercado. En ese caso, los largos a favor del rebote que parte de mínimos anuales o se intentan a la altura del siguiente nivel de soporte, 9.909, o se espera a que el precio se gire al alza y los osciladores de precios activen señales de compra.