Ha sido el primer recorte desde febrero de 2016 y se ha producido dos semanas después de que el Banco Popular de China (PBoC) realizara la mayor inyección neta de liquidez a través de “repos a 3 días” desde enero.

Aunque se trata de un recorte muy pequeño, sin embargo nos informa de que el banco central de China quiere mejorar las condiciones crediticias para impulsar la economía real, y  de que nos está telegrafiando un recorte del "nuevo tipo Libor", es decir, el tipo preferencial de préstamos (LPR), si bien lo más probable es que sea muy reducido.

David Salomon de Goldman dijo ayer en una entrevista televisiva en Bloomberg con Matt Miller en Berlín que "El crecimiento en esta parte del mundo ha sido lento y las tasas negativas no han permitido una aceleración de ese crecimiento en mi opinión”.

Salomon cree que con el paso del tiempo se harán más evidentes los efectos secundarios perjudiciales. Los bajos tipos de interés perjudican a los ahorradores y estresan el sistema financiero

En cuanto a la posibilidad de que la economía de los EEUU entre en recesión, considera que es improbable que se produzca a corto plazo, antes de las elecciones, por la fortaleza de sector servicios y porque el consumo privado sigue siendo vigoroso, por lo que será difícil justificar un nuevo recorte del tipo de interés de los fondos federales.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

Salomon es optimista sobre las perspectivas de que EEUU logre un acuerdo comercial con China porque los dos tienen algo que ganar.

La rentabilidad de los bonos estadounidenses se giró al alza antes de acercarse a la zona de soporte del 1,5-1,4%. Este hecho provocó un fuerte descenso del precio del oro, que se adentró en la fase correctiva que inició a finales de agosto de este año.

El S&P 500 se paró al llegar al 3.084 e inició un pequeño movimiento lateral. Mientras se mantenga por encima de 3.050, seguimos con una predisposición alcista a corto plazo.

El NASDAQ 100 se paró igualmente en el 8.228, mientras se mantenga por encima de 8.100, predisposición alcista.

El DAX Xetra siguió moviéndose dentro de un estrecho movimiento lateral por debajo de 13.174. Mientras se mantenga por encima de 12.950, predisposición alcista.

En cuanto al IBEX 35 no hay novedades respecto de lo que dijimos en el comentario de ayer.