El discurso de Obama sobre las medidas que va a impulsar para evitar que los bancos especulen con el dinero prestado por los contribuyentes, cayó como un jarro de agua fría en el sector (¿se acabó el chollo?), y provocó una durísima caida en los índices. Los gráficos diarios han quedado bastante deteriorados, y sin duda se les ha metido el miedo en el cuerpo a los despreocupados alcistas.
Con la cantidad de divergencias bajistas que se han ido acumulando en los gráficos, y con el sentimiento alcista en máximos históricos, tarde o temprano se tenía que producir un "hachazo" de este estilo, bien con una noticia de este estilo o con cualquier otra. Pero lo cierto es que el discurso de Obama nos ha sorprendido a todos, por su claridad, dureza y franqueza. Sin duda son medidas imprescindibles y necesarias para acabar con los vergonzosos excesos de los "banksters", pero los mercados se resentirán, y mucho. Más detalles y comentarios sobre el discurso de Obama en el  siguiente artículo (ver).

EUROSTOXX diario


Muchas veces hemos hablado de lo peligroso de las falsas rupturas. Y también en su día comentamos que el patrón de 'diamante' es muy proclive a ellas. Pues bien, aquí tenemos un claro ejemplo. El Eurostoxx ha vuelto a meterse dentro del diamante y detuvo ayer sus caídas justo en su base, coincidiendo con el soporte de la zona de 2820-2830. El soporte clave de 2.900 lo perforó como a mantequilla, sin mirar atrás, y todas las medias han sido rotas, excepto la de 200 (en amarillo), que le espera en 2.750.

La forma lógica y más probable de que se complete esta falsa ruptura del diamante es la señalada en el escenario rojo, es decir, volver a la base en el soporte de 2.700. En cualquier caso, entre hoy y el lunes podría haber un rebote (escenario verde), con objetivo de retestear el 2.900 y la parte superior del diamante. Luego vendría una nueva onda bajista para completar la estructura correctiva A-B-C en el 2.700.

Obsérverse también como el volumen ha sido creciente en toda la fase correctiva.