Hemos ahondado mucho sobre la necesidad de utilizar Stops y la forma de calcular estos, teniendo en cuenta el Capital en Riesgo disponible, y las distancias a los Stops de las Estrategias propuestas. Antes de ello, el Trader debería comprobar en el gráfico, las zonas de ubicación de sus stops, de forma que si éstos son alcanzados, se invaliden de manera contundente sus expectativas iniciales.



Pero todo lo anterior, no serviría de nada, si a la hora de introducir el Stop, el Trader decide ubicarlo ... “mentalmente”, o llega a introducirlo, pero lo elimina o mueve sistemáticamente, a medida que el precio se acerca a él. Estos son riesgos ciertos para el Trader, y todo aquél que haya intentado la actividad, sabrá de qué lo que estoy hablando...

En otras ocasiones, los mercados se mueven muy rápido, y realmente no hay tiempo material para introducir stop y objetivo tras la toma de una posición, por lo que lo primero que se introduce es el objetivo, quedando el Trader abierto a riesgo, con una posición sin stop, en periodos de mercado de altas volatilidades, como puede ser la publicación de un dato macro de peso.

Afortunadamente hoy en día están al alcance de cualquiera que trabaje con un Broker especializado, técnicas de enrutado combinado de órdenes, que mitigan los efectos negativos comentados anteriormente. La idea es que una vez que el Trader se ha decidido a lanzar una Estrategia de mercado, sea capaz de implementarla con un solo clic de ratón, sin incurrir en riesgos operativos, por órdenes no deseadas ubicadas en el mercado. Esto se consigue con la combinación de órdenes limitadas, condicionales, o a mercado, con órdenes OSO (One Sends the Other) y órdenes OCO (One Cancells the Other), como veremos en el siguiente ejemplo:

Supongamos que quiero iniciar una estrategia de Largos en Futuro del EuroStoxx 50 en 3.061 puntos, con protección en 3.050, y objetivo inicial en 3.072 puntos. Para implementarla por el método tradicional debería:

• Introducir una orden de Compra Limitada a 3.061 puntos en el Futuro del EuroStoxx.

• Introducir una orden Stop, con precio de disparo en 3.050 puntos.

• Introducir una orden de Venta Limitada en 3.072 puntos del Futuro del EuroStoxx.


Podría ocurrir, que en el momento de introducir mi compra limitada, llegase información al mercado que moviera el precio de forma rápida por debajo de mi nivel inicial de stop (y antes de que me diera tiempo a introducir la orden...), con lo que el riesgo de que el Trader se quedase “paralizado” intentando comprender el movimiento, mientras su riesgo aumenta cada vez más, sería bastante real.

Para solucionar lo anterior, puedo emplear una Orden Combinada, tipo Bracket, de forma que con un solo clic, envíe la orden de Compra Limitada al mercado, y asociada a ésta, pero no en mercado hasta que la orden limitada se cruce (y por ello aparecen en color gris en el gráfico siguiente...), dos órdenes de venta, una de tipo Limitada para el objetivo de 3.072 puntos, y la otra de tipo condicional o Stop, para la protección en 3.050 puntos de EuroStoxx.

Téngase en cuenta además que, estas dos órdenes están unidas por una línea de puntos discontinua, en el gráfico que se adjunta, lo que nos indica que ambas órdenes están vinculadas, de forma que si se ejecuta una de ellas, la otra desaparece automáticamente del mercado, eliminando así el riesgo de ejecuciones no deseadas, por órdenes olvidadas y no canceladas en el mercado.

grafico


Estas órdenes son preconfigurables, con la distancia de objetivo y stop que se ajuste más al tipo de operativa de cada Trader, y son materia de estudio y práctica en nuestros Programas de TradeCoaching. Con un solo clic, el Trader tiene ubicada un objetivo, y lo que es más importante, un control de riesgo acorde a su Sistema de Trading, que podrá luego ajustar si lo desea, arrastrando las órdenes con el ratón (supongamos por ejemplo que la orden preconfigurada ubica el stop antes de una zona de soporte para una estrategia compradora, o después de una zona de resistencia para una estrategia vendedora, desde el punto de vista de la Gestión de la Probabilidad, estarían mal ubicadas y tendríamos que moverlas).

Una de las ventajas de utilizar esta rutina de enrutado de órdenes, es que se reduce el componente de ansiedad del Trader, al conocer en cada momento lo que le va a costar una Estrategia, en el caso de que sea fallida. Abrir un Trade, sin conoocer si su coste va ser 8 puntos u 80, genera una tensión e incertidumbre para el Trader, que no favorecerá en nada a su capacidad de toma de decisiones y evaluación de la situación de los mercados.

Otra ventaja derivada, seria la posibilidad de desvincularse de las Estrategias, una vez lanzadas, habida cuenta que los dos posibles sucesos siguientes a la toma de una posición, esto es objetivo u stop, estarán acotados, y lo que es más importante, el que se produzca uno anulará el otro de manera automática, sin la intervención necesaria del propio Trader. Lo anterior compaginado con un buen servicio de Plataforma Móvil del Broker, que avise al Trader en tiempo real, del desarrollo de sus Estrategias, permitirá al Trader compaginar actividades alternativas, lo cual es muy recomendable en los inicios de su profesión.