La compañía que dirige el Oráculo de Omaha presentó sus cuentas trimestrales que fueron mejores de lo que esperaba el consenso de mercado.
Berkshire Hathaway presentó sus cuentas correspondientes al segundo trimestre del año que subieron un 41% a un máximo histórico, lo que refleja un beneficio de sus inversiones sustanciales y la mejora de resultados en el sector manufacturero, de servicios y negocios minoristas.

El beneficio neto aumentó a 6.400 millones de dólares, o 3.889 dólares por acción clase A, desde los 4.540 millones de dólares, o 2.763 dólares por acción, que obtuvo en el mismo trimestre del año anterior.

El beneficio operativo trimestral aumentó un 11% a 4.330 millones de dólares, o 2.634 por cada acción de clase A, a partir de 3.920 millones de dólares, o 2.384 dólares por título. Los analistas esperaban un beneficio operativo de 2.482 dólares por cada acción de clase A, lo cual estuvo por debajo del resultado final.

Los resultados incluyeron 1.960 millones dólares de ganancias por inversiones. La diversificación de Berkshire Hathaway ayudó en el trimestre. Mientras que las ganancias cayeron un 8%en los seguros, el sector más conocido dentro de la compañía, los ingresos por otros negocios crecieron un 20%.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Berkshire Hathaway sigue en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que va del 0 al 10.

Estos indicadores señalan que tanto la tendencia a medio plazo como a largo plazo se mantiene alcista. Los momentos total lento y total rápido son positivos, además que la volatilidad que presenta el activo es decreciente en el tiempo. El único punto negativo que resalta este análisis técnico es que el volumen a medio plazo que presenta el activo es decreciente en el tiempo.

Indicadores Premium Berkshire Hathaway


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí