Es importante considerar que la caída del yen frente al euro en el último año ha sido cuatro veces superior que su depreciación frente al dólar. Pero esta debilidad del yen se puede aprovechar, por ejemplo con los warrants tanto si pensamos que va a seguir cayendo o que va a subir. Uno de los sectores que no pasa por sus mejores momentos es el inmobiliario, ¿Podemos aprovechar también las caídas en el sector? Santander Warrants nos da la respuesta.
Si se tiene una expectativa de depreciación del yen frente al euro, Santander warrants recomienda tomar una posición call euros/yen, ya que si el yen se deprecia el tipo de cambio euro/yen subirá, es decir, “tendrán más yenes por euros” apunta Santander. Si el inversor espera el efecto contrario, que la divisa asiática se aprecie frente a la europea, “debe apostar por caídas del tipo de cambio euro/yen” y añaden que los warrants sobre divisas tienen unos spreads en volatilidad muy competitivos. Teniendo en cuenta esto, Santander recomienda dos tipos de warrants: BSCH CALL EUR/JPY 158 Vencimiento Diciembre 2007 y SCH PUT EUR/JPY 155 Vencimiento Diciembre 2007. Muchos inversores se habrán planteado comprar warrants put sobre inmobiliarias y aprovechar así las caídas que ha sufrido el sector en el último mes. Santander Warrants no emite este tipo de warrants, y “no tenemos planes de emitirlos” apuntan. Según explican los expertos de la casa, este tipo de warrants son muy caros y son difíciles de tomar y gestionar. Otra de las razones que razones es que, “el préstamo de estos títulos ha sido particularmente ilíquido”.