El pasado día 6 de enero recomendamos abrir posiciones alcistas en la entidad financiera, ya que se había apoyado en la parte inferior del perfecto canal bajista, que por definición es zona de soporte. Después de este movimiento, apostamos por un rebote ya que era probable que empezara a rebotar desde los 3,75.

La estrategia ha funcionado perfectamente, y el valor ha alcanzado ya el objetivo que establecimos, en la parte alta del canal antes comentado, que ahora pasa por los 4,15, por lo que recogemos beneficios. Por otro lado, esta semana el Banco Popular ha entrado a formar parte de las tres cámaras europeas de contrapartida, de Londres, París y Francfort, junto a otros bancos internacionales, con el fin de asegurar su liquidez a corto plazo.

El banco que preside Ángel Ron tiene acceso a liquidez de operaciones 'repo' o cesiones temporales de activos para captar fondos a plazos que abarcan desde un día a un año y a un tipo de interés que puede oscilar desde el 0,35% diario al 1% anual. Las cámaras de contrapartida centralizada actúan como garante de las operaciones que se realizan entre las entidades financieras, lo que minimiza riesgos y estimula las inversiones, ya que la propia cámara exige garantías a las entidades que intervienen en la operación.