Los analistas de Barclays castigan a Técnicas Reunidas este miércoles tras un informe en el que retiran su consejo de sobreponderar las acciones de la multinacional española y además reducen la valoración de la empresa un 5%. La compañía especializada en el diseño y construcción de plantas para el sector petrolero y gasística lidera los descensos en el Ibex 35 con una corrección del 3,6%.

Los expertos del banco británico recomiendan ahora mantener las acciones de Técnicas Reunidas y sitúan su precio objetivo en los 36 euros desde los 38 euros anteriores. La compañía que dirige la familia Lladó cotiza en el parqué español a un precio de 25,06 euros por acción. Acumula un retroceso anual del 2%.

Desde Barclays apuntan que los resultados de Técnicas Reunidas del tercer trimestre “serán más de lo mismo”, ya que los contratos que está logrando “no son demasiado grandes como para creer que su recuperación es inminente" y sentencian que “para muchos inversores, la compañía está poniendo a prueba su paciencia".

 

El CEO de Técnicas Reunidas, Juan Lladó.

 

Los precios actuales de la compañía de ingeniería le otorgan un potencial de subida superior al 40% teniendo en cuenta la valoración de Barclays. Pese al castigo, los analistas del banco británico siguen siendo de los más optimistas con el valor, ya que el consenso recomienda vender sus títulos y sitúa su potencial alcista en el 9% hasta los 27,16 euros.

Berenberg apuesta por vender Enagás

La firma de análisis alemana Berenberg ha rebajado su recomendación sobre las acciones de Enagás desde mantener hasta vender y además ha rebajado su valoración desde los 27 euros hasta los 21 euros, un recorte del 22%. Enagás cotiza este miércoles con caídas del 1% hasta los 23,7 euros, lo que supone que podría corregir aún un 11% teniendo en cuenta las estimaciones de Berenberg.

Los analistas de Berenberg también han ajustado el precio objetivo de las acciones de REE desde 16,5 euros hasta los 15,5 euros. Esto también le da un recorrido a la baja a las acciones de REE del 17%.

Muchos inversores contemplan que este tipo de compañías defensivas pueden sufrir cuando los bonos empiecen a tener rentabilidades interesantes como en el caso de la renta fija estadounidense a diez años que ya se sitúa en el 3,2%. El mercado califica a esta empresas como ‘bond proxy’.

Morgan Stanley inicia cobertura sobre las acciones de Applus, con consejo de sobreponderar y una valoración de 15,2 euros por acción. Este precio le da un potencial de revalorización del 22%. En lo que va de año se revaloriza un 11,5%.