El creador de Pocoyó, en preconcurso de acreedores, propondrá a sus bonistas elevar del 9,75% al 11% el interés de sus obligaciones a cambio de prorrogar su vencimiento dos años más.


Lo que en principio iban a ser obligaciones a dos años podrían duplicar su duración con tal evitar el vencimiento de estos bonos de Zinkia hasta el año 2015. La fecha oficial de vencimiento para los once millones de euros emitidos era el próximo 12 de noviembre. 

Después de acogerse al preconcurso de acreedores la semana pasada, hoy la compañía creadora de Pocoyó ha enviado un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en el que comunicaba su oferta bajo tres puntos básicos:
 

- Aplazar la amortización a vencimiento, prevista para el 12 de noviembre, hasta el 12 de noviembre de 2015.

- En caso de mejora de la situación, se contempla, en el documento remitido a la CNMV, "la amortización anticipada" en el primer año, esto es, el 12 de noviembre de 2014. El cupón correspondería a dicha fecha. 

- El cupón a pagar a los inversores aumentaría del 9,75% actual hasta el 11%. 

 
Zinkia propone así  a los titulares de sus obligaciones aplazar dos años el vencimiento de sus bonos, al 12 de noviembre de 2015, y evitar así el pago previsto en la próxima semana, el 12 de noviembre, la fecha inicial del vencimiento. (Ver nota de la CNMV)

En el caso de que la Asamblea General de Obligacionistas diera el visto bueno a esta propuesta, Zinkia "procedería a abonar el cupón correspondiente a los intereses del período 2013, el 9,75%". La decisión de acogerse al preconcurso de acreedores se produjo después de que la compañía renunciara a sus planes iniciales de realizar una nueva emisión de bonos. 

La advertencia lanzada por la CNMV sobre el riesgo que implicaban estos títulos hizo a la compañía retirar sus planes iniciales. Desde que la compañía de entretenimiento hiciera públicos sus problemas de liquidez, los bonos han perdido la mitad de su valor dentro del mercado de renta fija.